Estado

'El Mayo', sin antecedentes en Chihuahua

Ni la Policía Federal, ni las fiscalías estatales tienen expedientes en su contra

De la Redacción
martes, 03 diciembre 2019 | 09:20

El detenido por la Fiscalía General de la República (FGR), como presunto implicado en la masacre de la familia LeBaron, Mario H., alias “El Mayo”, no cuenta con antecedentes criminales conocidos en Chihuahua, pese a que es el supuesto líder de “La Línea” en el municipio de Janos. 

De acuerdo con informació de la FGR, dicho personaje tenía el control en la zona limítrofe entre Chihuahua y Sonora, desde hace varios años y mantenía una disputa con el grupo de “Los Salazar”, que pretendía ampliar sus operaciones en aquella zona. Sin embargo, el fiscal general de Chihuahua, César Augusto Peniche, negó tener conocimiento del supuesto líder criminal; por otra parte familiares de Héctor Mario Hernández Herrera, como identificaron al hombre que fue señalado con el alias de “El Mayo”, fue detenido junto con su hermano Luis Manuel el pasado domingo por la mañana, en un domicilio al que militares entraron sin orden judicial.

El detenido por la Fiscalía General de la República (FGR), como presunto implicado en la masacre de la familia LeBaron, Héctor Mario Herrera, alias “El Mayo”, no cuenta con antecedentes criminales conocidos en Chihuahua, pese a que lo acusan de ser el supuesto líder de “La Línea” en el municipio de Janos. 

De acuerdo con las autoridades federales, “El Mayo” tenía el control en la zona limítrofe entre Chihuahua y Sonora desde hace varios años y mantenía una disputa con el grupo de “Los Salazar”, que pretendía ampliar sus operaciones en aquella zona. 

Sin embargo, el fiscal general de Chihuahua, César Augusto Peniche, negó tener conocimiento del supuesto líder criminal. Por otra parte familiares de Héctor Mario Hernández Herrera, como identificaron al hombre que fue señalado con el alias de “El Mayo”, fue detenido junto con su hermano Luis Manuel el pasado domingo por la mañana, en un domicilio al que militares entraron sin orden judicial. 

Jorge Nava López, fiscal de Distrito, confirmó que la Fiscalía Zona Norte no cuenta con carpetas de investigación por algún delito en contra de dos hermanos residentes de Janos, Chihuahua, detenidos el pasado domingo por el Ejército y señalados por su presunta participación en la masacre del pasado 4 de noviembre en Bavispe Sonora, donde murieron seis niños y tres mujeres de la comunidad LeBaron. 

En tanto, un familiar de ambos detenidos, identificado con las siglas de E. H y cuyo nombre obra en poder de El Diario, denunció que los castrenses les “sembraron” drogas y cartuchos, y pretende hacer pasar a, Héctor Mario como jefe de la plaza de Janos por parte del grupo delictivo “La Línea”, a cambio de la libertad de su otro hermano, identificado como Luis Manuel. 

Dijo que entre las 7 y las 8 horas del pasado domingo, en la calle principal del poblado de Janos, varios militares irrumpieron “sin orden de cateo” al domicilio de Héctor Mario y lo detuvieron junto con su hermano, para luego incomunicarlos. 

Esto mientras se encontraban acompañando a su padre, enfermo y con discapacidad, quien está postrado en cama y a quien dejaron tirado y abandonado, acusó. 

Aseguró que fue una detención ilegal y los mantuvieron incomunicados hasta la una de la madrugada de ayer lunes, en la FGR de Nuevo Casas Grandes, donde lograron contactarlos. 

Varios vecinos de ese poblado, ubicado a 212 kilómetros de Juárez por la carretera a Casas Grandes, se encontraban ayer reuniendo firmas de apoyo para que los dos hombres fueran liberados, dijo. 

“Todos queremos que se haga justicia por el caso de la familia LeBaron, pero no de esta manera”, expuso el allegado de ambos detenidos. Según expresó, “El Mayo” se dedica a la ganadería, mientras su hermano atiende una clínica veterinaria en Janos. 

Tras la detención, los familiares comparecieron el domingo pasado ante el Ministerio Público Federal en la delegación estatal de la FGR en Juárez para interponer una denuncia por incomunicación y malos tratos, lo cual les abrió la posibilidad de sostener una breve audiencia con ambos a la una de la madrugada de ayer, según dio a conocer. 

Durante el contacto, los hermanos declararon que los militares y el personal de la FGR negociaban que “El Mayo” aceptara que era el líder de la organización delictiva “La Línea” en Janos a cambio de que liberaran a su hermano de todo cargo. 

Según el familiar, hasta ayer los dos estaban acusados de posesión de ‘cristal’ y de cartuchos de armas de fuego que, según dijo, les fueron ‘plantados’ por los elementos de Sedena. “Nunca hubo una orden de aprehensión que les presentaran”, dijo. 

También comentó que hay varios testigos que vieron la mañana del domingo cuando ambos hermanos eran sacados de su casa sin que los militares se llevaran vehículos u otros objetos. Hay además testimonios –aseguró– que afirman estuvieron con ambos reunidos en Janos el día de los hechos en Bavispe, Sonora, lugar alejado 1.5 horas en viaje en auto. El familiar menciona que ninguno de los dos hermanos tiene antecedentes criminales ni mala reputación en ese municipio fronterizo, de 2 mil 500 habitantes. 

El fiscal Nava López, confirmó más tarde que no había alguna carpeta de investigación que mencionara a estas personas. El Diario tampoco encontró antecedentes de casos criminales en su archivo periodístico y en internet donde se mencionaran ambos nombres. Ayer mismo la familia Hernández interpondría una denuncia por los hechos en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) con sede en Ciudad Juárez, donde se habría de mencionar sobre la detención ilegal y que su padre enfermo fue localizado tirado y abandonado dentro del domicilio cateado, donde encontraron “todo revuelto”. 

La familia de los detenidos desconocía hacia qué Cefereso serían conducidos los detenidos, pero al cierre de esta edición el traslado de Nuevo Casas Grandes hacia un penal estaba en proceso, dijeron. 

Según los denunciantes hay un tercer detenido vecino de Janos, identificado como Cipriano, que fue trasladado a la Ciudad de México la madrugada de ayer. 

El denunciante aseguró tener conocimiento de que un hombre del cual desconocen cualquier antecedente, fue detenido después del incidente en Bavispe, y fue éste quien señaló a “El Mayo”, como uno de los autores, presuntamente intelectuales, del ataque que dejo muertos a seis niños y tres mujeres el pasado 4 de noviembre en la zona donde colindan los estados de Sonora y Chihuahua. 

La Fiscalía General del Estado de Sonora a través de su portavoz, Guadalupe Orduño, reportó que esa instancia no ha recibido información oficial del arresto de “El Mayo”. 

Indicó que debido a que dicha indagatoria fue atraída por la instancia federal no han sido notificados de la captura, pues todo se ha concentrado en esa instancia.

FGE, sin datos sobre la captura

La fiscalía de Chihuahua no cuenta con información sobre la detención de Mario H, alias “El Mayo”, jefe de plaza de la organización criminal La Línea, en el municipio de Janos y de oras personas relacionadas con la masacre en contra de la familia LeBaron que dejó a nueve personas sin vida, ocurrida el pasado 4 de noviembre, así lo informó el fiscal César Peniche, quien manifestó que la información que han manejado las autoridades federales ha sido escueta.

El domingo, se dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR), logró la detención de tres personas entre ellas “El Mayo” a quien señalan como el jefe de plaza del cártel de Juárez en la zona colindante con Sonora y presunto responsable de orquestar el ataque en contra de los integrantes de la comunidad mormona, que dejó un saldo de tres mujeres y seis menores sin vida.

Sin embargo, el fiscal Peniche Espejel, expresó que la única información con la que cuentan es el comunicado que emitió la FGR y esperarán a que se profundice más en el tema para conocer los detalles de la captura y de la operación que realizaron las fuerzas especiales.

Así mismo, dijo no tener mayor información sobre Mario H., alias “El Mayo”, por lo que no informó sobre las actividades que realiza el supuesto líder criminal e indicó que estarán a la espera de lo que las autoridades federales revelen y en caso de que sea necesario colaborar en las investigaciones.

Cabe señalar que la fiscalía estatal abrió una carpeta de investigación en torno a esta masacre, con el objetivo de brindar información sobre líderes criminales y grupos que operan en la zona limítrofe de Chihuahua y Sonora, pues al haber ocurrido en territorio sonorense, es la fiscalía de aquella entidad la que lleva el caso, con el respaldo de la FGR.