Estado

El problema es de corrupción e ineficiencia, no es de abrir o cerrar las presas: diputado

Ahorita es algo más político que de fondo, dice Eraclio Rodríguez

El Diario

Jaime Armendáriz/El Diario

viernes, 10 enero 2020 | 13:09

Chihuahua.- Para el diputado federal de Morena por Chihuahua y líder de productores, Eraclio Rodríguez, el conflicto entre campesinos y la Conagua de fechas recientes, es más con tintes políticos y no para resolver un problema de fondo por el pago de agua de México a Estados Unidos, que ha generado movilizaciones. 

Abrir o cerrar la presa no es el problema de fondo, sino que deben resolverse situaciones de muchos años atrás, como por ejemplo que no existe una medición certera de las presas, ni se sabe cuánta agua se paga, tampoco hay actuación para combatir la corrupción, las tomas clandestinas, la extracción de agua en aprovechamiento que supuestamente ya están destinados al pago del recurso hídrico, precisó el legislador. 

Explicó que se trata de un conflicto de 30 años atrás, en el que ha faltado gobernanza, sin que ninguna autoridad haya entrado a combatir todas las anomalías existentes en pozos sin permiso, en otros incluidos en programas como el Padua y demás. 

Sólo del Padua, un programa creado en años recientes para que gobierno comprara derechos de agua y garantizar el pago de recurso hídrico a Estados Unidos, existen derechos que se siguen usando en otras parcelas, y por ende no se tiene el agua para enviarse. 

Según sus cálculos, se trata de 7 mil hectáreas que representan 400 millones de metros cúbicos, a los que se podría agregar una cantidad similar que se pierde de tomas clandestinas. 

Al sumarlos, detalló, se tendrían 800 millones y sería un buen adelanto a lo que el Estado mexicano debe pagar de agua por los tratados internacionales. 

Parte importante es meter orden, expresó, y generar inversiones en infraestructura para tener, de entrada, una medición correcta en las presas y certera, pues la actual no es exacta y tiene deficiencias, afirmó. 

Una de las posibles soluciones es cerrar las presas, y poder informar que el 70 por ciento de lo que sale, sea para pago de recurso hídrico, ya que actualmente sólo se contempla un 33 por ciento y el resto se va a otros usos. 

De hacer eso, no se afectaría el ciclo agrícola 2020 ni 2021, y se podrían estar abonando hasta 500 millones de metros cúbicos de agua, precisó. 

jarmendariz@diarioch.com.mx