Estado

Ella arriesga la vida por los demás

Aimeé López Retana es una heroína y paramédica de la Cruz Roja que se dedica a trasladar a pacientes Covid en su ambulancia

Cortesía / La profesional, de 20 años de edad

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 27 diciembre 2021 | 14:36

Ciudad Juárez.- Enfrentar la contingencia sanitaria no ha sido tarea sencilla y mucho menos para quienes facilitan auxilios, como Aimeé López Retana, quien con 20 años de edad se dedica a salvar vidas de pacientes con Covid-19.

Como paramédica de la Cruz Roja, traslada en ambulancia a los que llegan a complicarse por la afección; principalmente, indicó, son personas que no fueron a vacunarse o que poseen sus esquemas incompletos.

Refirió en entrevista que, por lo regular, tienen una o varias enfermedades añadidas, comorbilidades que coadyuvan en su vulnerabilidad ante el SARS-CoV-2. Por ello, pidió a la ciudadanía no bajar la guardia y procurar hábitos saludables que refuercen el sistema inmunológico al tiempo que con cautela mantengan las medidas básicas de prevención: sana distancia, higiene y cubrebocas.

“Debemos seguir con las medidas que ha emitido la Secretaría de Salud, por nosotros y nuestra familia”, dijo López Retana. A su vez, detalló que aunque la oxigenación de una persona debe estar por encima de 90, le han tocado situaciones en las que ha encontrado juarenses que oscilan en los 80 o hasta 55, significando esto que aún se suscitan escenarios donde se requiere trasladar al infectado a intubación directa.

Manifestó que aquellos que se sepan enfermos y vulnerables deben atender pronto su sintomatología, además pidió perderle el miedo a acudir a los hospitales, ya que muchas de las muertes se dan por negarse a ir en tiempo y forma, cuando todavía es posible hacer algo para tratar las complicaciones por este virus, mismo que está haciendo eco a nivel nacional e internacional por mutaciones que son más contagiosas.

“Se batalla porque tienen la mentalidad de que si van a los sanatorios se van a morir, y no. Es controversial, entre la familia y el enfermo, pero ellos al final del día dicen ‘sí estoy grave, mejor sí llévenme’ y es cuando entramos nosotros que vamos en la unidad especializada en Covid-19. Tardamos alrededor de media hora en alistarnos con nuestro equipo de protección y más”, destacó la fronteriza.

Puntualizó que aunque la semaforización epidemiológica es por ahora color amarillo (riesgo moderado), la comunidad debe poner de su parte para después no saturar los nosocomios que integran la red para Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG). De acuerdo con datos de dicho sistema, en esta localidad hay al menos 40% de los internados a nivel estatal que son 249 hospitalizados en 26 de los 27 inmuebles.