Estado
Torres-Zaragoza

En enero, colocación de trabes en puente

Según información proporcionada por la SCOP, se pretende que la obra quede terminada en marzo del 2022

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Falta de personal por la temporada de fiestas de fin de año retrasa trabajos

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

miércoles, 22 diciembre 2021 | 14:20

La colocación de las trabes pendientes en el cuerpo oriente del puente de Zaragoza y Torres podría iniciar a partir de enero del 2022, según últimos reportes de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP).

De acuerdo con el titular de la dependencia, Carlos Aguilar García, la estructura presenta un avance apenas superior al 55%, sin embargo, aún se están llevando a cabo trabajos para el colado de diafragmas, con la intención de iniciar a colocar las trabes pendientes que permita continuar con la superficie de rodamiento.

“Se ha terminado de cimbrar y colar los diagramas y actualmente se está trabajando en el cimbrado y habilitado del acero de las losas con un avance de 280 metros cuadrados, ahora, se van a empezar a instalar las trabes que ya están cimbradas y coladas, una vez que estén tensadas, tenemos previsto que esto pueda ser en la primera semana de enero del 2022”, dijo.

Francisco Gerardo Bonilla Morales, representante de la empresa Urbanizaciones y Construcciones BCH, dijo que los trabajos de colado de diafragmas está concluyendo, mientras que el colado de las siete trabes pendientes ya terminó, por lo que se espera que durante la última semana de diciembre y primeros días de enero, se pueda continuar con la siguiente etapa de la edificación, que es el tensado de las trabes para su posterior instalación.

El contratista señaló que los trabajos para la colocación de las trabes podrían retrasarse hasta enero, debido a la falta de personal por la temporada de fiestas de fin de año.

Según información proporcionada por la SCOP se pretende que la obra quede terminada en marzo del 2022, ya que el proyecto duró cerca de cuatro meses detenido, luego de que la pasada administración inició un proceso de rescisión de contrato contra la compañía BCH, debido a los retrasos en la ejecución de los trabajos. El archivo periodístico indica que la construcción inició a finales de septiembre del 2020 y a más de un año, se encuentra prácticamente a la mitad. El proyecto fue adjudicado a BCH, a quien se le autorizó un monto de 28 millones 562 mil 004 pesos sin IVA incluido, según se muestra en el contrato 144-OP-0036/20-DC/OBRA.

El plazo original obligaba a la constructora a terminar los trabajos en 240 días naturales, los cuales vencieron el pasado 9 de marzo de 2021. El 28 de julio del 2020, la SCOP autorizó un ajuste en los calendarios del proyecto debido a atrasos en la entrega del anticipo, por lo que se aprobó que los trabajos se entregaran el 24 de marzo del 2021.

Posteriormente, el 25 de septiembre del 2020, la dependencia autorizó una segunda reprogramación para la entrega de las obras, atribuyendo dicha decisión a que la constructora no pudo iniciar los trabajos debido a que la JMAS se encontraba realizando labores de sustitución del colector, estableciendo un plazo que concluía el 5 de mayo del 2021.

Fue el 23 de abril del 2021, cuando Obras Públicas emitió un nuevo convenio modificatorio, autorizando a la empresa entregar los trabajos a más tardar el 22 de agosto del presente año. En dicho documento, se atribuyen retrasos a la localización de líneas gas natural, trabajos de iluminación y semaforización realizados en el lugar, así como condiciones climatológicas registradas en octubre del año pasado, entre otras circunstancias.

A finales del pasado mes de julio, trabajadores de la compañía BCH se pronunciaron en paro laboral durante más de tres días, debido a la falta de pago de su sueldo; mientras que los constantes atrasos provocó que la pasada administración estatal iniciara un proceso de rescisión de contrato el 17 de agosto del presente año.

elara@redaccion.diario.com.mx