Estado

En plena pandemia, manzaneros entran a punto clave de la producción

Contemplan estrictas medidas sanitarias para poder trabajar

El Diario

Jesús Rodríguez Arballo/El diario

sábado, 02 mayo 2020 | 16:00

Cuauhtémoc, Chih.- Mientras se complica la pandemia de Covid-19, para la producción de manzana está iniciando una etapa vital, con los trabajos de instalación de mallas antigranizo y el desahíje, y en esta última actividad se espera la movilización de miles de jornaleros en la región. 

Alejandro Bordas, presidente de la Asociación de Manzaneros, dijo que la actividad no se puede frenar, pero tomarán estrictas medidas para prevenir contagios. En los últimos días ha iniciado paulatinamente las actividades para la colocación de mallas antigranizo y desahíje de variedades tempranas de manzana, pero se espera que para el 15 de mayo se llegue al punto más alto de movilización de personal para los trabajos en las huertas, lo que significa el arribo de miles de jornaleros de todos los puntos del estado e incluso de otras entidades.

Comentó que la crisis sanitaria no se está tomando a la ligera, y se han estado realizando múltiples reuniones con autoridades sanitarias y de la Secretaría del Trabajo para garantizar que la actividad, considerada como esencial por la producción de alimentos, no se paralice, pero que tampoco signifique causa de contagios. 

Recalcó: “Esto no se puede parar, los árboles no esperan, tenemos que hacer estos trabajos porque de lo contrario tendríamos severa pérdida de calidad y baja de la producción. Sin embargo, lo principal es el personal, y se va a hacer lo necesario para cuidarlo”. 

La primera medida de contención será el uso de productos químicos para que el árbol haga parte de trabajo de desahíje, y también para retrasar el tiempo en que se tiene que desarrollar la actividad, esperando que pase la etapa más crítica de la contingencia sanitaria. 

Ya en el trabajo, explicó Alejandro Bordas, se va a seguir de manera estricta una serie de recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias y de la Secretaría del Trabajo, que están encaminadas a la higiene y mantener la sana distancia entre los trabajadores. 

Abundó que los productores se han preparado para garantizar que en los centros de trabajo los colaboradores tengan la forma de realizar el lavado continuo de manos, usen cubrebocas y mantengan siempre una distancia segura uno del otro, sobre todo en el caso de los jornaleros que duermen en las huertas o albergues. 

También se aplicarán restricciones en el transporte del personal, evitando hacinamiento. El representante del sector dijo que una figura fundamental para buscar que las medidas se cumplan, es la de capataz o mayordomo, que además de sus actividades de rutina será el encargado de vigilar que los trabajares cumplan con las disposiciones. 

También será el primer detector de síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, ya que se les está capacitando sobre ello y se les dio la instrucción de notificar de inmediato cuando un colaborador presente señales que lo hagan sospechoso de portar el virus. 

Alejandro Bordas reiteró que la actividad manzanera, vital para la economía de toda la región y que genera miles de empleos, no se va a paralizar y harán lo necesario para que sea seguro trabajar.