Estado

En riesgo, 120 mil empleos, acusan

Esa cantidad gira en torno a las peleas de gallo y serían afectados si se prohíbe dicha actividad

Carlos González/El Diario
martes, 10 septiembre 2019 | 12:31
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- Alrededor de 120 mil empleos que giran en torno a las peleas de gallos están en riesgo luego de la iniciativa de Ley de Bienestar animal que el Gobierno del Estado envió al Congreso, con la que se busca prohibir las peleas.

Los empleos que están en peligro significan desarrollo económico y sustento para cientos de familias chihuahuenses, informó Ignacio Ramírez, secretario de la Asociación de Galleros del Estado.

Manifestó que se espera un verdadero análisis de la ley propuesta y pidió a autoridades y ciudadanía que conozcan el tema a fondo, pues aseguró que no existe maltrato animal y que por el contrario, durante los dos primeros años de vida del gallo se les brinda calidad a través del alimento, atención veterinaria y espacios especiales para su desarrollo, los cuales evitan que por instinto se maten entre ellos.

Ramírez aseguró que actualmente están regulados por autoridades de los tres niveles.

En el caso del Estado, destacó que son cerca de 700 mil pesos los que se pagan anualmente para la expedición de permisos.

La asociación está de acuerdo en que las actividades deben regularse, pero que una prohibición solo serviría para promover peleas clandestinas y otros delitos que pueden presentarse y que actualmente se evitan por la presencia policíaca que se tiene en los eventos legalmente organizados.

Detalló que anualmente son producidas alrededor de 300 mil aves, por lo que muchas de ellas tendrían que caer en la ilegalidad, desde su venta y al momento de competir, además de que no habría recursos para darles una buena alimentación y atenderlos cuando enfermen.

“Queremos que la gente nos conozca y que los diputados y el gobernador analicen bien el tema; estamos muy lejos de querer enfrentarnos con ellos, pero deben ser conscientes de que mucha gente saca adelante a su familia con este tipo de actividades”.

Ignacio Ramírez dio a conocer que hasta los 2 años de vida es cuando se lleva a los gallos a competir y que en ese lapso de tiempo se hace una inversión cercana a los 7 mil pesos en cada uno de los ejemplares, y reiteró que no se presenta maltrato animal, como lo señalan algunas organizaciones.

Explicó que sólo los primeros 6 meses de edad puede tenerse en libertad a los gallos, por lo que a partir de ahí, por su temperamento natural van a buscar pelear y matarse entre ellos.

En el caso de los gallos de engorda, mencionó que durante 5 o 6 meses son alimentados para después ser sacrificados.

“Nosotros los llevamos a competir no los maltratamos”.