Estado

Entes federales auguran un desastre natural si ‘Las Vírgenes’ se llena

La Coordinación Nacional de Protección Civil, el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana enviaron un boletín advirtiendo de la presencia simultánea de un ciclón y el monzón mexicano

Staff / El Diario

martes, 21 julio 2020 | 21:55

A nuestra redacción llegó el siguiente comunicado desde la oficina del delegado Juan Carlos Loera donde se alerta por parte del Centro Nacional de Desastres para no permitir que la presa Francisco I. Madero mejor conocida como “Las Vírgenes” se llene en su totalidad, pues se espera un ciclón y un “súper monzón” que podría desencadenar un desastre natural.

A continuación les compartimos el mensaje completo:

Boletín de prensa

Ciudad de México, a 19 de julio de 2020

Medidas preventivas ante la posibilidad de que los volúmenes de agua se incrementen en los próximos meses en presas de Chihuahua  

 Ante la  posibilidad de que el Monzón mexicano y un ciclón tropical se presenten simultáneamente en los próximos meses, afectando al territorio nacional, es necesario tomar medidas preventivas, de manera oportuna, por las lluvias que podrían ocurrir en estados del noroeste del país.

El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional indica que las lluvias en la cuenca del río Conchos podrían estar cercanas al promedio anual, en los meses de julio y agosto, y por arriba del promedio en septiembre. Adicionalmente, entre junio y agosto se tiene la presencia del Monzón Norteamericano o mexicano, que consiste en precipitaciones significativas en el noroeste de México.   

Por lo anterior, se recomienda que en las presas de vertedor libre de esa región se tenga un porcentaje de almacenamiento menor al 60%, que permita mantener un volumen de regulación, contar con un margen adecuado de operación de las obras de excedencia y disminuir la probabilidad de derrames sin control. Esto aplica de manera particular en el caso de la presa Las Vírgenes, ante los probables escurrimientos extraordinarios que pondrían en riesgo zonas aguas abajo de ésta, tales como distritos de riego, al igual que comunidades urbanas y rurales.

Cabe señalar que la presa Las Vírgenes fue construida en 1949, por lo que con más de 70 años de antigüedad es necesario evitar su llenado al máximo y, sobre todo, el uso del vertedor libre. La presente recomendación tiene como objetivo central la seguridad de la población.