Estado

Entre flores y llanto, velan a doctor asesinado

El profesional de la salud era muy apreciado en su gremio, además de reconocido por su talento y trayectoria intachable

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 12 septiembre 2021 | 12:02

Ciudad Juárez— Entre flores y llanto, hoy es velado el doctor Sergio Eduardo Espejo Guasco, víctima de un ataque armado el pasado jueves entre las vialidades Ejército Nacional y Paseo de la Victoria. Abordados, sus seres queridos no quisieron ofrecer declaraciones esta mañana en Mausoleos Luz Eterna, ubicado sobre Gómez Morín número 9464, donde se realiza la ceremonia.

El profesional de la salud era muy apreciado en su gremio, además de reconocido por su talento y trayectoria intachable en sus especialidades de ortopedia y traumatología, trincheras desde donde auxiliaba a las personas de esta frontera, pues además de trabajar en su consultorio privado también lo hacía en el Hospital Infantil de Especialidades (HIES), donde desarrollaba un proyecto de atención a los infantes.

El Colegio Médico de Ciudad Juárez ha sido enérgico en la exigencia de justicia para su colega y amigo, al que destacaron como una persona íntegra, que también se desempeñaba en el ámbito deportivo de artes marciales. A su vez, la Fiscalía General del Estado, ha manifestado que ya cuenta con una línea de investigación sólida, sin embargo, señaló, aún no pueden darse pormenores al seguir abierta la investigación.

De acuerdo con lo documentado, fue la mañana del 9 de septiembre que el galeno, de 61 años, transitaba en su vehículo Mercedes Benz de color blanco, entre las vialidades referidas donde esperaba la luz verde del semáforo, pero fue ultimado a balazos calibre .40 por desconocidos, de los cuales aún no se tienen mayores noticias y se encuentran prófugos de la Ley.

Será mañana a las 10:00 horas que con una misa en la capilla Santo Cristo de la Esperanza, sobre Paseo del Bosque, se pedirá por su alma, para luego al mediodía darle el último adiós en el camposanto Recinto de la Oración, a las 13:00, donde será inhumado.