Estado
Los detuvieron y ‘desaparecieron’

Entregan estatales una pareja al crimen

Va Fiscalía tras policías responsables

Cortesía / Irving Adolfo y Fátima Guadalupe

Staff/ El Diario de Juárez

martes, 12 enero 2021 | 09:21

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) son investigados por la Fiscalía General del Estado (FGE) por la probable comisión del delito de desaparición forzada de Fátima Guadalupe López, de 18 años, e Irving Adolfo Zaragoza Ruiz, de 27, ambos reportados ausentes desde el pasado 27 de diciembre. 

Se espera que en las próximas horas los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) sean capturados mediante orden de aprehensión, informó personal de la FGE que confirmó la solicitud realizada ante un juez de Control. 

El titular de la SSPE, Emilio García Ruiz, declinó responder a la solicitud de entrevista realizada ayer. 

La pareja, de acuerdo con las investigaciones realizadas, fue capturada por agentes del Grupo de Investigaciones Especiales de la SSPE que los entregaron minutos después a personas desconocidas, sin que hasta el momento se conozca el paradero de ambas personas privadas de la libertad. Junto a la pareja fueron detenidos dos hombres, los cuales fueron testigos del procedimiento irregular realizado por los oficiales, ya que a ellos los consignaron y posteriormente obtuvieron su libertad, sin saber que López y Zaragoza estaban desaparecidos. 

“Esta es una situación que nos preocupa muchísimo, desgraciadamente las quejas en este sentido de que los policías no ponen a disposición a los detenidos, de que los andan paseando por horas son más frecuentes”, dijo César Díaz, primer visitador de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH). 

Esta comisión también indaga la probable desaparición forzada de Irving y Fátima, tras recibir la queja por parte de los familiares del hombre de 27 años.

La desaparición

Los rostros sonrientes de Fátima Guadalupe e Irving Adolfo, plasmados en pesquisas individuales, han invadido las redes sociales desde el pasado 27 de diciembre, después de que fueron privados ilegalmente de su libertad del domicilio número 1046 de la calle Montes Apalaches, del fraccionamiento Las Montañas, entre las 19:00 y 20:00 horas.

La última vez que los vieron fue en la vivienda, pero desde ese día no se sabe de ellos ni contestan las llamadas realizadas a sus teléfonos celulares, comentó un agente de la Fiscalía del Estado en la Zona Norte.

Fátima mide un metro con 45 centímetros, es delgada, de cabello lacio castaño y tiene una cicatriz en la nariz. Ese día vestía un pantalón de mezclilla color azul, botas de piso altas de gamuza en color negro y una chamarra con gorro con peluche color café, de acuerdo con datos de la pesquisa.

Irving mide un metro con 74 centímetros, es delgado, de cabello negro y lacio, cuenta con tatuajes de tribales en ambos brazos, una catrina y en la espalda otro con la leyenda ‘Ellin’.

La investigación

Los testimonios aportados ante el Ministerio Público por las familias afectadas, informó la FGE, establecen que fueron elementos de la SSPE los que capturaron a la pareja por motivos aún desconocidos. 

El primer visitador de la CEDH, explicó que esta información es corroborada por la familia con la versión de otros dos hombres detenidos y que iban en la misma unidad vehicular. 

“Iban los cuatro juntos en la misma patrulla, luego de avanzar la unidad se detiene y baja a Irving y a su acompañante para entregarlos a personas desconocidas. A ellos (los testigos) los consignan y posteriormente salen libres, pero por miedo no quieren aportar más datos”, dijo el primer visitador. 

Mediante oficio, la CEDH está solicitando a la SSPE los partes informativos relacionados con la captura de Irving, ya que sólo su familia presentó la queja por la probable desaparición forzada del hombre.

“Nosotros lo que estamos solicitando ante la SSPE es con base a lo que la familia argumenta, que fueron elementos de la CES los que realizan la detención y nosotros levantamos la queja en ese sentido; ya solicitamos los informes de qué ocurrió ese día y a esa hora en ese domicilio o en esa área”, dijo Díaz.

Los testigos, indicó, sí fueron presentados ante una autoridad y ya hasta salieron libres.  “Los policías se hablaron en clave y fue lo último que los testigos presenciales supieron. Obviamente esas personas no quieren saber nada porque tienen miedo. Ellos relataron que iban los cuatro en la patrulla, se detienen en un lugar y ahí los pasan a otra unidad vehicular y que se comunican por medio de claves; en ese sentido se giraron los oficios a la corporación y estamos en espera de su respuesta”, agregó.

El Diario solicitó ayer una entrevista con el titular de la CES en torno a este caso, sin embargo, no respondió a la petición de entrevista realizada por la tarde. (Staff / El Diario)