Estado

Especial: El ‘oro negro’ de Chihuahua

La entidad cuenta con tres reservas de petróleo y gas shale en lugares cercanos a Villa Ahumada, Ojinaga, Aldama y Coyame

El Diario
domingo, 26 mayo 2019 | 07:00

Chihuahua— El estado de Chihuahua cuenta con tres reservas de petróleo y gas shale, localizados a 500 metros y hasta 4 kilómetros de profundidad entre Ojinaga y Coyame, Ojinaga y Aldama, y cerca de Villa Ahumada.


Jorge López Uranga, director de Energía de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico de Chihuahua, informó que al noroeste de la entidad, en el estado de Texas, se explota comercialmente la cuenca de petróleo y gas shale denominada Waha, la de mayor reserva de Estados Unidos, proyectada con 120 años de utilidad.


De esa región se obtienen grandes cantidades de petróleo, así como de gas natural a través del sistema fracking horizontal, éste último se exporta en grandes cantidades a México y otras partes de Estados Unidos.


Dijo que debido a la cercanía geográfica entre Texas y Chihuahua, puede visualizarse el potencial energético que hay en la entidad.


López reiteró que si el Gobierno federal abriera nuevamente las rondas en materia energética, Chihuahua podría subir a ellas.


Desde hace años, dijo, personal técnico de Petróleos Mexicanos reportó haber encontrado reservas probadas de gas shale, cuando exploraban en búsqueda de reservas de diáfano.


Recordó que a principios de la actual administración federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno respetaría los contratos celebrados en el marco de la Reforma Energética, pero sin entrar en detalles apuntó que mantendría en estudio la apertura de nuevas rondas. 


Consideró que si eso llega a suceder, las inversiones necesarias podrían darse en Chihuahua y entre 10 y 15 años más se podría tener una importante producción de gas, como se hace a unos kilómetros al norte en Texas, Estados Unidos.


El director de Energía de la SIDE, recordó que precisamente de ahí se importa una cantidad importante de combustible a Chihuahua y a diversos estados del país.


López Uranga, dijo que está claro y no se puede perder de vista que a López Obrador le interesa más que todo impulsar la producción de petróleo.


Hay tres reservas probadas de gas convencional y shell. El funcionario describrió que una de las zonas probadas se encuentra en Ojinaga y llega hasta Coyame, en la cual se puede encontrar combustible convencional y gas shale a una profundidad de unos 500 metros. 


Hay otra reserva conocida como La Casita, que se desplaza desde Ojinaga hasta Aldama, donde sólo se encuentra gas shell a unos 2 kilómetros de profundidad. 


La tercera es de gas shale y se encuentra en el área conocida como La Peña, que abarca desde la zona de Ojinaga hasta Villa Ahumada, a una profundidad de 4 kilómetros. 


En ese contexto, para explotar las reservas de gas, se requeriría utilizar el sistema de ‘fracking’, que ha levantado mucha polémica en México porque se dice que es muy contaminante, destacó.


“Prefiero no entrar en ese tema por ser muy polémico, lo cierto es que dada la posición de las placas tectónicas en el subsuelo de Chihuahua, sería técnicamente necesario utilizar ese sistema para la producción de petróleo y gas”, agregó.




En corto


1— El shale gas es un gas natural que no aparece almacenado en bolsas, como el gas convencional, sino enquistado dentro de bloques de rocas sedimentarias formadas a partir de materiales orgánicos


2—¿Cómo se extrae? Partiendo de los pozos abiertos para explotar el gas convencional, se perfora en horizontal a lo largo del bloque rocoso que contiene el gas. Las paredes de esas perforaciones se cubren con cemento para aislarlas de los acuíferos y del terreno


3—A través de esas conducciones horizontales se introduce una válvula que rompe el cemento y las rocas con pequeñas detonaciones eléctricas. Después, se inyectan entre 4 y 10 millones de litros de agua, mezclados con arena y aditivos que permiten mejorar la suspensión de los granos arenosos en el agua