Estado

Esposas de agentes caídos denuncian pensiones incompletas

Las afectadas señalaron que Óscar Aparicio, comisionado estatal de Seguridad, les prometió una pensión del 100 por ciento

Miguel Chavarría/El Diario
lunes, 22 julio 2019 | 16:00
Fotografía ilustrativa

Chihuahua.- Esposas de policías asesinados por el crimen organizado denunciaron que la Fiscalía General del Estado (FGE) no les han otorgado las pensiones prometidas.

Las afectadas señalaron que Óscar Aparicio, comisionado estatal de Seguridad, les prometió una pensión del 100 por ciento con base en el salario de los agentes caídos. Sin embargo, las entregas mensuales han llegado incompletas.

Édgar Chavira fue uno de los asesinados en septiembre de 2018 junto con otros tres policías en Bocoyna. Los mataron luego de sufrir una emboscada en manos de un grupo de sicarios.

A su esposa le prometieron una pensión mensual equitativa a los 12 mil pesos que Édgar, de 26 años y padre de un niño de dos años, ganaba mientras trabajaba para la FGE. Sin embargo, cuenta, al inicio comenzó a recibir sólo cinco mil pesos hasta recibir 8 mil en fechas recientes.

La afectada explicó que además se le prometió una compensación mensual de 6 mil pesos al mes, “como la que recibía mi esposo cuando trabajaba ahí”, dijo. Pero lo prometido nunca llegó.

“No se me hace justo que, todavía que estoy con el dolor de su fallecimiento, tenga que estar batallando con el pago de la compensación”, lamenta la esposa de Édgar Chavira.

La misma historia le ocurre a la esposa de Domingo Santiago Herrera, otra de las víctimas del ataque armado en Bocoyna en septiembre de 2018.

“A nosotros nos dijeron que nos iban a ayudar y resulta que siempre no. A mí al menos se tardaron seis meses (en darme la pensión). Yo batallé con lo del panteón, se tardaron cinco meses en pagar los gastos funerarios de Santiago”, relata la mujer.

Santiago tenía 43 años cuando fue asesinado. Apenas tenía un año en las fuerzas estatales luego de que se desempeñara como policía municipal de Chihuahua capital. Al morir dejó huérfanos a tres hijos.

Al igual que la esposa de Édgar Chavira, la viuda de Santiago sólo percibe 5 mil 700 pesos mensuales de pensión por parte del gobierno estatal. Su compensación fue autorizada en enero, pero hasta la fecha la espera de que esa remuneración llegue a las manos de la familia del oficial caído continúa sin respuesta.

“Les he comentado, pero sólo dicen que van a investigar, pero no me han resuelto nada. Ya van 10 meses y nada”, manifiesta una de las mujeres viudas, refiriéndose al departamento de Recursos Humanos de la FGE.