Estado

Estatales llegaron después de la balacera: pobladores

Noveno ataque en Madera bajo el Mando Único

De la Redacción/El Diario
miércoles, 09 octubre 2019 | 09:31

Madera.- Un nuevo enfrentamiento entre los grupos criminales La Línea y Gente Nueva en la localidad Las Pomas, municipio de Madera, dejó como saldo dos personas sin vida.

Esta es la novena disputa armada en dicho municipio desde la implementación del Mando Único en febrero del 2017, cuando por decreto del gobernador Javier Corral las fuerzas estatales asumieron el control de la seguridad sobre las Policías Municipales.

Dicha estrategia no ha logrado frenar la violencia, pues incluso en el más reciente conflicto los elementos destacamentados en la cabecera municipal de Madera arribaron tras finalizar la balacera, según narraron pobladores.

Fuentes extraoficiales apuntaron a que el enfrentamiento derivó del levantón del hermano de “El Mudo”, líder de ‘La Línea’ en esta región, el pasado domingo, por lo que comandos armados recorrieron los poblados y con altavoces amenazaban a los ciudadanos y quemaron vehículos, dejando tres incinerados.

Según informó la Comisión Estatal de Seguridad (CES), los dos muertos fueron encontrados sobre una brecha que conduce de la localidad del Largo Maderal a Las Pomas, mismos que presentaban varios impactos producidos por armas de fuego de grueso calibre.

En el lugar también fueron abandonados siete vehículos, tres de ellos completamente calcinados.

A pesar de que los pobladores mencionaron que hubo varios muertos más, así como secuestros y levantones, entre los que se especuló hubo personal de salud para curar a los heridos, la autoridad sólo confirmó la muerte de estas dos personas, mientras que la propia Secretaría de Salud negó que tuvieran el reporte de personas privadas de la libertad.

Los pobladores narraron que llegaron convoyes con decenas de hombres armados que se enfrascaron en un enfrentamiento por algunas horas.

Lo anterior lo expusieron usuarios por de grupos de Facebook, donde se comparte información de El Largo Maderal, entre otras comunidades aledañas, asegurando que los delincuentes anunciaban el regreso de ‘La Línea’.

Territorio en disputa entre “El Mudo” y “El Jaguar”.

El municipio de Madera, colindante con el estado de Sonora, es una zona estratégica para el trasiego de drogas lo que ha propiciado que dos grupos antagónicos de la delincuencia organizada se disputen esta “plaza”.

Se trata de El ‘Cártel de Juárez’, cuya presencia se mantiene a través de su brazo armado, ‘La Línea’, que comanda Roberto González Montes, alias “El Mudo” o “El 32”, grupo que es contrario al Cártel de Sinaloa, cuyo brazo armado es el grupo ‘Gente Nueva’, dirigido por Francisco Arvizu Márquez, alias “El Jaguar”, quien puja por el control de la zona noroeste donde se imponía el Cártel de Juárez, a través de Carlos Arturo Quintana, “El 80”, luego de que este fuera detenido en mayo del 2018.

“El 32” adquirió fama luego de que fue detenido en diciembre del 2016 por posesión de droga y armas de fuego y ofrecer 2 millones de pesos a los policías por dejarlo ir.

Tras ser presentado a las autoridades, salió libre días después con una multa de 5 mil pesos y actualmente se le busca como presunto responsable de la muerte de tres policías.

Derivado de esta disputa se contabilizan al menos nueve cruentos enfrentamientos que han cobrado la vida de más de 30 personas, algunos civiles presuntamente pertenecientes a estos grupos.

Tan sólo dos meses después de establecido el Mando Único, la violencia estalló en las distintas comunidades que comprenden el municipio de Madera.

Archivos periodísticos datan que a finales del mes de abril se presentaron dos enfrentamientos que dejaron un saldo de al menos diez personas sin vida.

El primero de ellos, un enfrentamiento entre civiles, dejó a tres personas sin vida en la ranchería llamada Arroyo Amplio, cercano a la Mina de Dolores.

Posteriormente, el 29 de abril del 2017, siete presuntos sicarios murieron luego de que se enfrentaran a balazos contra militares en un camino que conduce de Madera a Dolores.

En un recorrido los soldados fueron interceptados por un grupo de hombres armados quienes los atacaron a balazos, por lo que los militares repelieron la agresión. Al cesar el enfrentamiento, los soldados localizaron los cadáveres de hombres que portaban chalecos antibalas, así como fusiles de asalto.

Posteriormente, a unos kilómetros del lugar de los hechos fue localizado otro hombre sin vida que al parecer también participó en ese evento.

Otro enfrentamiento, el primero en la comunidad de Las Varas, también conocida como Estación Babícora, dejó un muerto luego del enfrentamiento entre civiles armados.

Sería apenas el preludio en esta comunidad de futuras masacres. Posteriormente, el 24 de junio en esta misma comunidad dos elementos de la CES, identificados como Juan Humberto Olivas Lozoya y Alejandro Resendiz Valencia, perdieron la vida luego tras un fuerte ataque armado a la comandancia que se habilitó en el sitio.

Aparentemente fue una represalia derivada de la detención de un hombre quien dijo ser originario del estado de Yucatán y que habría atacado una patrulla de policías estatales, siendo aprehendido por este ataque.

Unos días después, el 5 de julio, una de las refriegas más sangrientas entre los cárteles dejó un saldo de 15 personas sin vida, según la cifra oficial que dieron las autoridades, ya que pobladores aseguraron que varios cuerpos fueron trasladados en camionetas por los delincuentes.

En este enfrentamiento participaron al menos 60 civiles fuertemente armados en una refriega que se prolongó por al menos cinco horas.

En este hecho fueron detenidos cinco presuntos criminales y decomisados 10 vehículos, 20 armas largas, granadas de fragmentación y lanzagranadas.

El 16 de agosto se informó que más de 100 hombres armados hicieron retroceder a elementos castrenses y policías estatales, al enfrentarlos en vehículos que incluso tenían montadas ametralladoras, pero no se reportaron personas fallecidas.

Ya en el año 2018, en el mes de marzo, fue reportado por ciudadanos un nuevo enfrentamiento, en la comunidad Las Pomas.

Sin embargo, luego de que se desplegara un fuerte operativo en la zona, la Fiscalía General del Estado negó que hubiera existido.

Las sangrientas confrontaciones no cesaron incluso aún en este 2019. El 10 de agosto, un encuentro entre los grupos antagónicos del ‘Cártel de Sinaloa’ y de Juárez, dejaron un total de seis muertos en la comunidad de las Varas, Madera.

Mientras tanto, el 30 de agosto tres mujeres fueron encontradas degolladas con un narcomensaje contra ‘El Tigre’.

Paralelamente un hombre, dos vehículos y dos viviendas fueron incendiadas en la comunidad de Nicolás Bravo, municipio de Madera.

El 5 de septiembre se sumaron a estas muertes dos cuerpos descuartizados localizados en la carretera que conduce desde Madera, hacia El Largo Maderal y que, según información de los ciudadanos, habría derivado de otro enfrentamiento entre los mismos grupos que, por al menos tres años, se siguen disputando este territorio, entre señalamientos de colusión de policías tanto municipales como estatales que trabajarían con los distintos grupos.

En este año, surgió un video grabado por presuntos sicarios fuertemente armados y encapuchados que interrogan a un sujeto que presuntamente pertenece a Gente Nueva y quien acusa incluso al alcalde de Madera y a la Policía Estatal de mantener nexos con el citado cartel.

En contraparte, 15 elementos de la Policía Municipal fueron detenidos en agosto de este año por obstrucción de la justicia, luego de que trataran de impedir un operativo de la misma corporación, la Agencia Estatal de Investigación y fuerzas federales.

Los mismos fueron liberados días más tarde y en audiencia fue presentado sólo uno de ellos.

El gran número de enfrentamientos ha amenazado negocios, desde pequeños empresarios hasta grandes bancos, mientras que mineras y hospitales se han visto afectados por la violencia que reina en esta comunidad, en la que ni la presencia policiaca o militar logra la seguridad, según expresan los propios habitantes, y por el contrario agrava la situación.

Entre esos casos está el cierre de la Mina Dolores, instruido por el grupo canadiense Pan American Silver Corporation en mayo del 2018, debido al constante asedio de los delincuentes.

La amenaza del cierre del banco BBVA, Bancomer en noviembre del 2017, misma que no se llevó a cabo, así como recientemente el cierre de la Clínica 7 del IMSS, que según declaraciones del propio Aparicio sería por amenazas de grupos delincuenciales, pero que luego fue refutada por la institución de salud.

Sobre el reciente enfrentamiento que tuvo lugar la noche del lunes y se prolongó la madrugada de ayer, la Comisión Estatal de Seguridad informó a través de un comunicado de prensa que se mantienen en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y Guardia Nacional, corporaciones con las que se desplegó operativo para dar con los presuntos responsables del enfrentamiento entre civiles armados.

De igual forma, el jefe de la Policía en el Estado de Chihuahua, Aparició Avendaño garantizó que se mantendrá un operativo conjunto, en el que participan todas las fuerzas del orden estatal y federal, mismo que será permanente.

Aunque al principio se especuló que uno de los cuerpos podría pertenecer a “El Jaguar”, el titular de la CES descartó esta versión; no obstante, señaló que los dos cuerpos sin vida localizados se encuentran aún sin identificar por lo que fueron trasladados a los laboratorios de la Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses.

Al cierre de esta edición, habitantes del ejido El Largo Madera, confirmaron la presencia de elementos de Sedena y de la Policía Estatal, no obstante pidieron la intervención inmediata del gobernador Javier Corral y del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador para acabar con la violencia en la zona, pues

 aseguraron que en cuanto se acabe la presencia castrense los delincuentes volverán para asediar a los habitantes.