Estado

Estudiantes en Chihuahua ya quieren ver su salón de clases

Encuesta donde participaron alumnos del estado revela también miedo a contagios

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

martes, 24 agosto 2021 | 18:00

La mayoría de los estudiantes de Chihuahua que respondieron la encuesta “Caminito de la escuela”, realizada por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, dijeron querer volver a la escuela pero temen el contagio de COVID-19 e incluso que los planteles vuelvan a cerrarse. 

Fueron 705 alumnos del Estado los que participaron en la encuesta nacional realizada durante el pasado mes, además de siete dibujos de estudiantes de primera infancia, de los cuales el 74.6 por ciento señaló que sí quiere regresar a clases presenciales y el 14.6 por ciento dijo preferir continuar aprendiendo dentro de casa, reveló Nashieli Ramírez, presidenta de la CDH de la Ciudad de México. 

A nivel nacional participaron 37 mil 764 estudiantes en la encuesta y 267 por medio de dibujos, pertenecientes a 19 entidades del país, de los cuales 7 de cada 10 expresó su deseo por volver a recibir clases dentro de las aulas, luego de cursar más de un año a distancia a causa de la pandemia provocada por el COVID-19. 

De los alumnos de Chihuahua que participaron, el 70 por ciento son del nivel de secundaria, el 15 por ciento de primaria, 13 por ciento del nivel medio superior y el 1.3 por ciento de preescolar, de quienes el 90 por ciento señaló que durante el periodo de la pandemia en ningún momento volvió a su salón de clases. 

Las razones por las que los estudiantes expresaron su deseo de volver a las escuelas fueron querer ver una vez más a sus compañeros de clases, salir de casa, el sentir que por medio de la educación a distancia no aprendieron de la misma forma que lo hacían con ayuda de su docente y, finalmente, porque quieren volver a estar en su salón. 

Sin embargo, el 46.3 por ciento de los alumnos señaló que su principal temor ante el retorno a las aulas es que las personas que estén a su alrededor no usen cubrebocas, el 26.2 por ciento dijo teme que alguien se enferme o enfermarse de COVID-19, además de la preocupación porque vuelvan a cerrar las aulas a causa de la pandemia. 

“El problema no es el riesgo, el problema es cómo manejamos el riesgo”, dijo Nashieli Ramírez, para explicar por qué a pesar de la pandemia resulta necesario que los estudiantes vuelvan a las escuelas, pues aseguró que el riesgo de no volver será aún mayor en caso de hacerlo: incrementará la deserción escolar y empeorará la salud socioemocional de los niños, niñas y adolescentes.