Estado

Ex novio la apuñaló 47 veces: ahora pide perdón

La sobreviviente habla en entrevista con El Diario

Alejandra Sánchez / El Diario

sábado, 07 enero 2023 | 18:59

Integrantes de colectivos feministas se unieron para exigir castigo para Erick, quien apuñaló 47 veces a Mya Naomy, quien pasó más de 10 días debatiéndose entre la vida y la muerte, sin poder comer ni beber nada debido a las heridas que este hombre de tan solo 17 años le provocó en el cuello, tórax, cabeza, espalda, brazos y manos.

“Su intención era matarme; el doctor me dijo que tenía tres factores de muerte, uno por el pulmón que me perforó (ya que me podía dar un paro respiratorio), otro porque las lesiones en mi tráquea estaban a milímetros de la vena yugular y otra por que perdí mucha sangre”, dijo Mya Naomy en una entrevista pasada que dio a El Diario de Chihuahua.

La situación jurídica de E. D. B. C., (quien fue detenido y posteriormente puesto en libertad) se decidirá el próximo martes 10 de enero en punto de las 9:30 de la mañana en los Juzgados Civiles de Camargo, lugar en donde ocurrió el hecho. Inicialmente, el Ministerio Público le imputó cargos por homicidio en grado de tentativa y posteriormente se reformuló la imputación bajo los cargos de lesiones graves y violencia familiar.

Mya le ganó la batalla a la muerte, pues pese al miedo y la angustia que sintió en ese momento ella actualmente se encuentra estable pero con una sed de justicia.

“Esa noche estábamos en casa de él; estábamos con su mamá y de pronto tuvimos una pelea entre los tres; yo le dije a mi novio que si se seguía drogando lo iba a dejar; que ya no quería andar con él, que me llevara a mi casa y así fue, sólo que en el camino se desvió y me preguntó que si de verdad ya no quería ser su novia, yo le dije que no y todo se salió de control”.

Según lo que esta adolescente recuerda; él se puso violento y aunque no era la primera vez que se comportaba de esa manera; en esa ocasión todo escaló bastante rápido. “Le dije que dejara su adicción y que cuando lo hiciera, entonces me buscara; pero él me dijo que yo no podía condicionarlo o que sí lo iba a dejar le diera acceso a mis redes sociales a lo que yo respondí que no; él me comenzó a ofender con palabras como “puta” y “zorra” y como yo ya no quería estar escuchando eso y como estábamos cerca de mi casa yo me bajé del auto “.

En ese momento, Mya sólo quería llegar sana y salva a su casa; pero su agresor descendió también del vehículo y la alcanzó. “Yo pensé que me iba a abrazar porque me rodeó con su brazo, pero entonces me atacó con su navaja; yo le dije que parara que estaba sangrando y él me dijo: “perdóname mi amor”, “perdóname” mientras ahora sí me abrazaba, (como queriendo que lo disculpara por lo que había hecho).