Estado

Exige Auditoría Superior del Estado sancionar a funcionarias de NCG

Confirma que existe conflicto de intereses entre hermanas Georgina y Paulina, Contralora y regidora

José Miranda Madrid/ El Diario

lunes, 11 enero 2021 | 14:21

Nuevo Casas Grandes.-   La Auditoría Superior del Estado (ASE), determinó la existencia de conflicto de intereses de las hermanas Georgina Guadalupe y Paulina Prado Nevárez, la primera de ellas, Contralora del municipio y la segunda, regidora de Hacienda en el Ayuntamiento.

Lo anterior, según la ASE, a partir de la revisión de la Cuenta Pública del Municipio del 2019, y en virtud del parentesco que tienen por consanguinidad en segundo grado (hermanas), y que ambas forman parte del Comité de Adquisiciones, Arrendamiento y Contratación de Servicios, así como del Comité de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ambos del municipio.

En base a ello, la ASE, promovió un informe de presunta responsabilidad administrativa para que la Coordinación de Investigaciones 1 de la dependencia, en el ámbito de su competencia, en términos de la Ley General de Responsabilidades Administrativas y demás disposiciones aplicables, continúe la investigación de los hallazgos detectados o bien, realice las investigaciones pertinentes.

En su caso, la misma ASE tiene la facultad de promover ante el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa o la autoridad competente la imposición de sanciones a la Directora de Contraloría del municipio Georgina Guadalupe Prado Nevárez.

Ello, al considerarse que presuntamente incurrió en conflicto de intereses al intervenir probablemente, por motivo de su cargo y nombramiento como Observadora, en los dos Comités mencionados, ya que en los dos, también participa como miembro la Regidora de Hacienda, Paulina Prado Nevárez, quien guarda un parentesco colateral por consanguinidad en segundo grado (son hermanas), lo que resulta en la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de sus funciones en razón de un interés familiar, hecho que contraviene lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

De acuerdo al dictamen emitido por la ASE, Georgina Guadalupe Prado Nevárez, quien se desempeña como Directora de Contraloría desde el 10 de septiembre de 2018, con nombramiento del primero de enero de 2019, tiene parentesco consanguíneo colateral en segundo grado con Paulina Parado Nevárez, quien se desempeña como Regidora de Hacienda, desde el 10 de septiembre de 2018; determinándose que no debió ser contratada para dicho puesto y/o cargo, ya que no cumple con los requisitos de Ley, al tener parentesco con la citada Regidora.

El octubre pasado, en respuesta y como acción derivada de la reunión de confronta, entre la ASE y el gobierno municipal, relacionada con este caso, el alcalde Héctor Mario Galaz Griego, indicó que al iniciar la administración, Georgina Guadalupe Prado Nevárez, ya se encontraba laborando para el municipio.

Además, que al nombrarla Contralora en funciones y obligaciones limitadas y establecidas, por consiguiente no dependía de un presupuesto propio para ejercerlo, ni personal a su cargo.

En sí, el mandatario municipal, informó a la ASE que Georgina Guadalupe Prado Nevárez, quien como Directora de Contraloría percibe un suelo mensual de 25 mil 843.20 pesos, más una compensación de mil 800 pesos y un aguinaldo de 34 mil 457.60 pesos “en sí, no es una contraloría debida y legalmente estructurada, dependiendo directamente de un presupuesto anual del departamento de Presidencia Municipal y sus funciones y labores son entregadas directamente al presidente municipal”.

La observación de la ASE indica que las hermanas Nevárez Prado, durante los actos celebrados en el ejercicio fiscal de 2019, por parte de los Comités de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios, así como el de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, al suscribir los documentos en los que participaron en calidad de observadora y regidora de Hacienda, respectivamente, lleva a la presunción de la existencia de conflicto de intereses.

Lo anterior, asume la ASE, derivado, de que la Contralora Guadalupe Georgina Prado Nevárez, al ser hermana de la regidora de Hacienda Paulina Prado Nevárez, miembro también de los comités citados, “debió haberse excusado de participar en los acuerdos que se formularon en dichos Comités y con ello, evitar verse limitada en las funciones de vigilancia que se le tienen conferidas en términos de Ley”.

Para finalizar la ASE en el respectivo dictamen respecto a la presunción de un conflicto de intereses, al figurar ambas hermanas en los Comités de Arrendamiento y de Obras Públicas, señala a la Directora de Contraloría, Georgina Guadalupe Prado Nevárez, a lo que determina como “posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de sus funciones en razón de un interés familiar, hecho que contraviene lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

El caso de las hermanas Prado Nevárez, fue expuesto en sesión de Cabildo, luego de que primero de junio del año pasado se recibiera en la Secretaría Municipal una denuncia anónima, en la que se involucraba a las hermanas Georgina y Paulina Prado Nevárez, en un posible conflicto de intereses, al participar ambas en los Comités de Adquisiciones y en el de Obras Públicas.

En la denuncia anónima ciudadana, se establece que ambas participaron en al menos 32 sesiones del Comité de Adquisiciones y Servicios del municipio en los que se emitió un fallo durante el 2019, y de igual forma en 13 sesiones del Comité de Obras Públicas y Servicios del municipio, también durante el año pasado.

Ante ello, se designó al regidor Jaime Alberto Chávez García para encabezar una Comisión Especial investigadora, a la cual se adhirieron todos los miembros del órgano colegiado, para iniciar de inmediato con el proceso de estudio y análisis del tema y en su momento generar la resolución conducente al mismo.

A su vez el alcalde Héctor Mario Galaz Griego, anunció al Cabildo en pleno, el haber solicitado a la Contralora Georgina Prado Nevárez, no asistir a las próximas sesiones programadas por los Comités en los que figura como observadora, en tanto se lleva a cabo el proceso de investigación administrativo.

Posteriormente, con un voto de diferencia, se eliminó del orden del día de la siguiente sesión ordinaria de Cabildo la presentación del dictamen elaborado por la Comisión Especial relativo a este caso.

Finalmente, por votación mayoritaria, en sesión extraordinaria el Ayuntamiento decidió eludir un proceso local a las hermanas Paulina y Georgina Prado Nevárez, involucradas en un posible caso de conflicto de intereses derivado de sus cargos, y enviar el asunto a la Auditoria Superior del Estado (ASE).

El caso se envió a la ASE y la respuesta ya se dio, ahora falta conocer el paso a seguir por parte del gobierno municipal y el Ayuntamiento, lo cual posiblemente podría establecerse este próximo miércoles cuando se lleve a cabo la primera sesión ordinaria de Cabildo correspondiente a este mes y año.