Estado

Exige LeBaron audiencia con López Obrador

Pide fecha para que se reúna con familiares de las víctimas

Hérika Martínez Prado / El Diario
miércoles, 20 noviembre 2019 | 06:08

Ciudad Juárez.- A 15 días de la masacre contra su comunidad, que dejó nueve muertos, Adrián LeBaron pidió ayer una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Que López Obrador me mande decir cuándo; yo estoy listo para ir, con mi esposa, los hermanos, los suegros de las víctimas y las víctimas que quedaron vivas, ahí estamos. Yo quiero ir con él, pero no sé cómo alcanzarlo. Que a través de ustedes me diga cuándo”, dijo el líder mormón.

El presidente mexicano aseguró ayer en su conferencia matutina que si los LeBaron quieren reunirse, él los recibirá y les dará información sobre los avances de la investigación del asesinato de tres mujeres y seis de sus hijos el pasado 4 de noviembre en la sierra de Sonora.

“Si ellos desean entrevistarse conmigo, yo estoy en la mejor disposición de hacerlo y de explicarles lo que se está haciendo. A ellos sí les daríamos más información”, dijo López Obrador ante los medios de comunicación.

Ante dichas declaraciones Adrián LeBaron, padre de Rhonita Miller, de 30 años, quien fue atacada a balazos y luego incinerada junto a sus cuatro hijos, le pidió al presidente, a través de El Diario, una cita concreta para poder reunirse.

“Quiero que me dé los avances, pero más que nada que me diga qué va a hacer con mi municipio y con los caminos, qué va a hacer para recuperar los municipios de Chihuahua y de Sonora que están en manos del crimen organizado, qué puede hacer el Gobierno federal por nuestras esposas que están hartas de la inseguridad”, dijo el chihuahuense.

LeBaron lamentó que el juez más cerca de Galeana esté en Casas Grandes, cuando el Municipio debería de tener los tres poderes para que hubiera un balance.

“Yo le quiero preguntar al presidente de la República qué va a hacer para liberar a los municipios del crimen organizado, porque si no hay seguridad no hay progreso, y si no hay progreso no hay libertad”, reclamó.

“Es más o menos lo que yo le quiero pedir al presidente de la República, suena político pero no, si hay una respuesta mundial, federal-nacional, inter-estados del asesinato hacia la muerte de mi hija, que no seamos municipios abandonados, que nos ayuden a recuperar nuestra autonomía, nuestra libertad, porque los municipios están secuestrados por el crimen organizado”, pidió al recordar al Gobierno federal que él sigue de luto.

FBI, sólo dos días

Sobre la investigación del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), dijo que sólo duró dos días y con “indisposición” de la Guardia Nacional.

“Lo último que nos dijo el FBI es que ellos iban a durar tal vez hasta un mes para poder reconstruir y que nos iban a hablar para checar las conclusiones, y esto sería todo. Yo no creo que el FBI esté haciendo nada que vaya a cambiar la posición de la Guardia Nacional y de su investigación, vino más bien por atención a los ciudadanos americanos”, comentó.

Confesó también que él vio “indisposición” por parte de la Guardia Nacional ante la presencia de las autoridades estadounidenses.

El padre de Rhonita y abuelo de Howard Jacob Jr., de 12; Krystal Bellaine, de 10; y Titus y Tiana de ocho meses de nacidos, aseguró que la caravana anunciada a Washington D.C., cuya convocatoria a su comunidad compartió con este medio el pasado 17 de noviembre, sigue en pie, pero ahora busca ser recibido por López Obrador y también quiere tener una fecha para entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Yo quiero que él me invite a darme un abrazo de pésame como ciudadano americano, padre de Rhonita, que mataron a mi hija, que él responda, él tiene el derecho de protegerme donde quiera que esté en el mundo”, dijo el mormón.

Durante la agresión contra la familia registrada en los límites de Sonora con Chihuahua, fueron atacados a disparos 17 personas, en dos hechos distintos. En el primero fueron baleados e incinerados Rhonita y sus cuatro hijos.

A kilómetros de ellas fueron asesinadas a bordo de otras dos camionetas Christina Marie Langford Johonson, de 29 años, quien protegió con su cuerpo a su bebé –la cual resultó ilesa–, y Dawna Ray Langford, de 43, con sus hijos Trevor Harvey y Rogan Jay, de 11 y dos años de edad.

Devin, de 13 años, Kylie, de 14; Mckenzie, de nueve; Cody, de ocho; Jake, de seis; Xander, de cuatro y Brixon, de ocho meses, todos hijos de Dawna, lograron sobrevivir, pero seis de ellos resultaron heridos de bala, Cody en la mandíbula, la cadera y las piernas, mientras que el bebé Brixon recibió un impacto en el pecho. 

[email protected]