Estado

Extorsionan agentes estatales a matrimonio extranjero

Indagará FGE posible extorsión y tortura de agentes de las CES a pareja estadounidense

Cortesía
Cortesía

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

sábado, 13 marzo 2021 | 11:20

Ciudad Juárez Elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) consignaron el pasado jueves a un matrimonio estadounidense por los presuntos delitos de desobediencia y resistencia, promoción de conductas ilícitas, y también aseguraron un vehículo de reciente modelo por supuestamente “participar en actos ilícitos”, informó ayer el titular de la Dirección General Operativa de la CES en Juárez, Ricardo Realivázquez.

Esta intervención motivará una investigación por parte del Órgano de Control Interno contra los agentes aprehensores, de acreditarse la comisión de los delitos de abuso de autoridad y extorsión por parte de los elementos contra el padre de la mujer detenida, quien se encuentra embarazada, informó el fiscal de Distrito Norte, Jorge Arnaldo Nava López. 

Entre los agentes se encuentra un comandante de apellido García, señalado como probable responsable de actos de tortura, detención ilegal, “siembra” de evidencias, abuso de autoridad, entre otros, que sufrió un vecino de la colonia Campestre Virreyes y que lo identifica como uno de los aprehensores de la pareja estadounidense. 

Este caso trascendió a la opinión pública cuando un ciudadano estadounidense denunció públicamente el probable proceder ilegal de elementos de la Comisión Estatal de Seguridad, al afirmar que detuvieron a su hija embarazada y a su yerno cuando circulaban a bordo de un vehículo de reciente modelo con matrículas del Estado de Texas. 

Y aunque la pareja es residente legal de los Estados Unidos, incluso el hombre es militar activo, el motivo de la intervención fue que la pareja era mexicana, lo que les impedía transitar con una unidad extranjera.

El quejoso aseguró que su familia fue retenida por varias horas, lapso en el que los agentes presuntamente ‘negociaban’ la libertad de la pareja a cambio de 8 mil dólares que le exigieron para liberarlos; de lo contrario, los ‘cargarían’ con droga.

Por miedo al actuar de los policías mexicanos y ante la amenaza, el ciudadano estadounidense dijo que se sintió obligado a entregarles la cantidad de dinero que le exigieron los oficiales, sin embargo, las horas transcurrieron y sus familiares no fueron liberados.

Expuso que casi ocho horas después de desconocer las condiciones en las que se encontraban su hija y su yerno, logró ubicarlos pasadas las 11:00 de la noche en la unidad de detenidos de la Fiscalía General del Estado en la Zona Norte, bajo los cargos de resistencia a particulares y promoción de conductas ilícitas. 

De acuerdo con la información aportada por el coordinador operativo, Ricardo Realivázquez Domínguez, la intervención de los elementos fue reportada ayer en el cruce del bulevar Zaragoza y calle Canadá, en  Infonavit Tecnológico.

Los agentes no fundamentan el motivo de la intervención, ya que sólo refieren que “se detiene a un masculino identificado como Eduardo R. de la P., originario de Chihuahua, y a Romelia Ivette C. G., originaria de Ciudad Juárez, mismos que al momento de la intervención agreden física y verbalmente a los elementos”, indica el reporte.

añade que fueron los detenidos quienes ofrecieron a cambio de su libertad la cantidad de mil 500 pesos, 55 dólares, y tres teléfonos, uno marca Samsung, otro Motorola y un Huawei; además aseguraron el vehículo de la marca GMC Denali modelo 2020, color guinda, con matrículas NJT9406 de Texas, que es propiedad del quejoso.

El fiscal Jorge Armando Nava López ayer confirmó que la pareja llegó a la FGE la noche del jueves y permanecía detenida hasta el cierre de esta edición por la probable comisión de los delitos de promoción de conductas ilícitas y resistencia a particulares, por lo que verifica las actas de consignación.

Tras difundirse la información un abogado se ofreció como testigo de los hechos, ya que él observó la intervención de los agentes y por el tiempo transcurrido en la puesta a disposición de la autoridad competente, dijo que los oficiales incurrieron en el delito de abuso de autoridad. 

“Si fuera tan amable de desmentir ese parte informativo, porque ya son muchos los abusos de esos servidores públicos cometen”, aseguró el abogado, que solicitó la reserva de su nombre y ofreció su asesoría a la familia Carrete.

Agregó que la pareja fue retenida por dos unidades de la CES y delante de la camioneta de reciente modelo también estaban revisando un taxi.

“La intervención fue entre 11:30 y 12 en la noche, como a eso de las 8:20 de la noche vi cuando los policías llevaban asegurada la camioneta de color guinda de modelo reciente por el eje vial Juan Gabriel rumbo al corralón y llevaban una Ram blanca también asegurada, ambas de reciente modelo”, agregó el abogado, que fue testigo y reprobó el proceder de las autoridades.

La FGE dio a conocer que existen al menos cuatro denuncias contra agentes estatales que se integran debido a las intervenciones irregulares que realizan contra conductores de vehículos sin placas, a los que exigen dinero, y al no lograr obtenerlo consignan a las personas por diversos motivos.

Posteriormente, un comerciante de la zona se ofreció también como testigo de hechos al observar la actuación de los agentes estatales que patrullan la zona y los cuales se han convertido en el terror del sector sur, donde consideró más peligroso un encuentro con policías estatales que con un grupo de delincuentes, aseguró. 

“Ya basta, no vamos a vivir con  miedo, estoy dispuesto a comparecer ante el Ministerio Público para decir cómo fue la detención. A la muchachita que está embarazada la empujaron y con su pareja se ensañaron porque lo bajaron de la camioneta y luego luego lo subieron a la parte trasera de la patrulla”, relató el ciudadano, que pide la reserva de su identidad, pero dejó sus datos a disposición de la familia afectada. 

El ciudadano dijo que a él lo arrestaron el pasado 23 de enero los agentes de la unidad 0013 en color blanco que utiliza el comandante García. “Estaba cerrando mi negocio, que está a una cuadra de donde fue detenida la pareja, y desde ahí vi todo, son los mismos que me arrestaron. A mi esposa le exigieron 30 mil pesos, dinero que no teníamos. Me torturaron, me golpearon y hasta el MP les dijo que ‘ya no los manden así’ de golpeados”, relató.

A su esposa la amenazaron y a él lo cargaron con cocaína y lo identificaron públicamente como integrante de “La Empresa”. “Hasta comunicado de prensa me hicieron, todo mal hecho porque se equivocaron”, dijo.

Para el 26 de febrero los agentes lo volvieron a detener cuando se cambiaba de domicilio, porque los oficiales tenían sus datos generales. “Me pusieron cuota mensual”, refirió el ofendido, que asegura que la pareja de estadounidenses no cometió ni siquiera una infracción vial. 

El otro testigo de hechos aseguró que “desgraciadamente ‘extorsionar y sembrar droga’ a las personas es algo común entre los policías, la mayoría de la gente privada de la libertad que está en los Ceresos es por los malos elementos que tenemos en las corporaciones policiacas, que ejercen un abuso de poder contra los ciudadanos, y los mandos los solapan; recordemos que hay cinco agentes estatales prófugos por homicidio porque los dejaron escapar”, destacó el abogado. 

Respecto al comandante García, Realivázquez sí lo identificó como agente estatal a su cargo.

El segundo testigo entrevistado dijo que el personal que lo capturó proviene de Chihuahua.