Estado

Facilita Cruz Roja comunicación a migrantes

El Comité Internacional de la Cruz Roja se ha encargado de los gastos de telefonía e internet de las personas que llegan al albergue El Buen Pastor

Alejandro Vargas/El Diario
domingo, 18 agosto 2019 | 07:15

Ciudad Juárez— Tras haber sido detenido en los Estados Unidos en la búsqueda de asilo político, Aniceto Melgar, de 46 años de edad, procedente Honduras llegó con su hijo Roberto de 14 años al albergue El Buen Pastor. 


En el refugio, donde está desde hace 10 días, con ayuda del programa de restablecimiento de contactos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que inició ahí hace tres meses, pudo comunicarse con sus seres queridos en su país natal y en los Estados Unidos, ya que carece de teléfono propio.


“Lo primero que me preguntaron (los familiares) es que cómo estaba, y les dije que estamos bien. Lo que quiero hacer es volver ya porque es muy tardado ir a los Estados Unidos. Sí aburre estar acá, y sin trabajo ni nada. Salí por la necesidad de una mejor vida, quería poner a estudiar a él”, dijo señalando a su hijo. 


Jorge Adrián Díaz Beall, miembro del CICR, indicó que los migrantes del refugio han realizado 113 llamadas a sus lugares de origen y a los Estados Unidos, y 130 conexiones a internet de junio a la fecha, sin costo.


Añadió que el CICR cubre todos los gastos de telefonía e internet del Buen Pastor, sitio que albergaba ayer a 124 personas migrantes procedentes de Centroamérica y África. 




Son un soporte psicológico


“Somos la parte del movimiento de la Cruz Roja que trabajamos en las consecuencias humanitarias de la violencia y guerra, y en estas experiencias hemos visto que la gente migra de sus lugares. En Ciudad Juárez, aquí en el Buen Pastor es el primer albergue que estamos atendiendo nosotros con el programa de restablecimientos familiares del CICR… Identificamos la necesidad de las personas y de sus familiares de poder avisar y decirles que están bien. Aquí las personas tienen la oportunidad”, indicó Díaz Beall.


Precisó que se trata de un soporte psicológico a la comunidad migrante, que yace vulnerable en su viaje a los Estados Unidos, ya que debe enfrentarse a múltiples factores que la violentan.


“El migrante es una persona que tiene diferentes problemas durante el trayecto. De manera adicional, el migrante toma una serie de rutas que son complicadas o donde puede asumir algún reto mayor en diferentes momentos. Entonces, que esta persona hable a su lugar de origen, permite que si en algún momento llega a desaparecer o moverse, sus familiares tengan un punto de partida donde buscar”, dijo.


El pastor Juan Fierro, administrador del albergue para migrantes, se dijo completamente de acuerdo con el programa implementado por el CICR debido a que también permite a los extranjeros que sí cuentan con teléfono celular, mediante la red WIFI, utilizar programas como Whatsapp y Facebook.


“La mayoría, después de que tienen su primer contacto, hacen lo posible por tener un celular. Todos los centroamericanos retornados vienen sin celular y hacen contacto con sus familiares, y les piden dinero para poder costear uno porque es la manera en que tienen comunicación con su ser querido”, dijo Fierro. 


Algunos de los migrantes centroamericanos que venían con niños, incluso utilizaban ayer la internet para entretener a sus pequeños con caricaturas. Otros tantos, de África, para ver el fútbol y así entretenerse en la espera de meses, antes de ser llamados a la corte para definir si son o no acreedores de asilo político.