Estado

Fallece por Covid promotor turístico

Manuel Vázquez creó una comunidad de viajeros a los que llegó a considerar una familia

Cortesía

Luis Carlos Cano/El Diario de Juárez

domingo, 27 septiembre 2020 | 07:22

Ciudad Juárez Llegaron al establecimiento como clientes que buscaban un destino turístico para vacacionar, pero el trato excepcional que Manuel Vázquez les daba en Assisi derivó en que luego de viajar con su grupo a cualquier parte del país o el extranjero, llegaron a considerarse como una familia con parientes en casi un centenar de países.

“Era tal la personalidad de Manuel, tan sencillo, pero tan culto y de buen trato, que tenía clientes no sólo de Ciudad Juárez, sino de otras poblaciones del estado, el país y hasta de Estados Unidos; tenía una manera muy diferente de ver la vida y de ello nos contagiaba a todos los que lo tratamos”, dice su amigo Alejandro Ramos al hablar de Vázquez, quien falleció este sábado a los 60 años de edad en la Ciudad de México a causa del Covid-19.

Él contrajo la enfermedad aquí, en Ciudad Juárez, pero se fue a la Ciudad de México a tratarse con un médico amigo, luego lo hospitalizaron y dos horas antes de que lo intubaran, les envió un mensaje a clientes y amigos para que no lo llamaran, y les pedía comunicarse con Adán, su socio y amigo en Assisi.

A petición de Vázquez, dice Ramos, sus clientes, ya considerados como amigos y entre ellos como una familia de viajeros, graban un mensaje en video y se lo enviaron, luego él lo retransmitió para que todos conocieran esos mensajes en los que coinciden en las ganas de viajar al lado del empresario turístico.

“El grueso de la gente no saben de su muerte, se van a consternar porque era un individuo que se ganó la simpatía de toda la gente que trató”, comenta Alejandro Ramos.

“Con profundo dolor les informo que nuestro querido amigo Manuel ha emprendido un viaje donde va sin nosotros, sin pasaportes, sin visas, sin fronteras, sin juntas previas, sin instrucciones, sin comidas típicas. Como les dijo antes de que lo intubaran, vean el cielo iluminado y la estrella más brillantes allí estará él”, escribió Adán, su socio amigo, en un mensaje enviado a quienes lo conocieron.

“Doy gracias a la vida el haber puesto en mi camino una persona como él, que desde siempre me mostró lo que es la amistad, que me enseñó tantas cosas, que me hizo conocer a personas maravillosas sus amigos (ustedes), su familia. Fue el mejor de los maestros que pude tener”, expresó.

Y era tal la forma de ser de Manuel Vázquez al tratar a la gente, que a todos los consideraba amigos, como lo dice el slogan de Assisi, “haciendo amigos por el mundo”.

Era originario de Meoqui, explica Alejandro Ramos, vino a Ciudad Juárez a estudiar Agronomía en la Escuela Superior de Agricultura “Hermanos Escobar” y fue ahí donde empezó a organizar viajes de estudios y de esparcimiento, a tal grado que los directivos le preguntaban si tenía disponible el camión de la escuela.

Alejandro Ramos comenta que Vázquez empezó a trabajar en la agencia de Viajes Beisa, pero se dio cuenta de que era bueno con los clientes y creó su propia agencia, con la cual visitaron más de 80 países, muchos de ellos de 10 a 15 veces.

“Se sabía al revés y al derecho todos los lugares a los que llegábamos, nos movía en el metro en China, o en cualquier medio de transporte, parecía que él vivía en esos lugares”, dice Ramos.

Además de su carácter jovial, también tenía muchos dichos, comenta, el más frecuente “Los quiero casi mucho”, pero también saludaba con un “Qué oso”, o alegraba a todos en un viaje al expresar “qué emoción que se fuera a caer el avión”.

“Ahora”, dice Alejandro, “esta gran persona que fue Manuel, ya no está con nosotros, murió a causa del Covid-19”.