Estado

Falta de agua los regresa a su casa

Los alumnos de la primaria Cesáreo Acosta Ramírez deberán retomar las clases a distancia hasta que se restablezca el servicio

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Padres de familia esperan a sus hijos al exterior del plantel

Alejandra Gómez / El Diario de Juárez

viernes, 03 junio 2022 | 05:00

Ciudad Juárez.— A dos semanas de no contar con el servicio de agua o recibir escasos chorros que únicamente alcanzan a llenar un bote por hora, la escuela primaria Cesáreo Acosta Ramírez decidió retomar las clases a distancia hasta que la situación se restablezca porque no cuentan con el líquido necesario para abastecer las descargas de los sanitarios cada vez que los estudiantes los usan. 

Ante la situación, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) explicó que la falta de presión es una problemática que actualmente enfrentan varios sectores de la ciudad a causa del incremento de demanda generado por las altas temperaturas y el uso masivo de aires acondicionados, además de los problemas en el servicio de la Comisión Federal de Electricidad. 

Durante los últimos tres días de la semana pasada, la escuela, que trabaja en el turno vespertino con más de 600 estudiantes, no contó con el servicio de agua ni siquiera con la almacenada en los tres tinacos con los que cuenta el plantel para el área de los baños porque la falta de presión no permitió que fluyera por las tuberías, explicó el director, Gerardo Carrasco. 

Después, en el transcurso de esta semana el agua comenzó a salir por las llaves, pero con muy poca presión, al grado de que al abrir dos tomas al mismo tiempo deja de correr totalmente, por lo que el llenar botes para poder descargar los sanitarios o lavarse las manos se volvió imposible y la Dirección tuvo que tomar la decisión de suspender las actividades presenciales. 

Hasta el momento los estudiantes del turno matutino, donde el plantel recibe el nombre de Pablo Neruda, no se han visto en la necesidad de retomar sus clases a distancia porque aunque haya poca presión es más la cantidad de agua que fluye durante las mañanas, además de que la JMAS aseguró que apoyaría a la escuela con al menos una pipa por semana. 

Sin embargo, la problemática no sólo afecta a las escuelas en el sector de la colonia Tierra Nueva y Portales del Roble, donde se ubica el plantel educativo, también a los residentes e incluso a la ciudadanía de diversas partes de la ciudad, pues la temporada ha generado una sobredemanda del servicio, lo que ha impactado en la presión del líquido, informó la JMAS por medio del Departamento de Comunicación Social.  

Explicó que actualmente Ciudad Juárez es abastecido por medio de 145 pozos de agua, pero cuenta con 45 más de apoyo en caso de que la demanda de la población incremente, por lo que se han tenido que comenzar a poner en servicio entre 10 y 15 pozos con el objetivo de que la falta de presión no afecte las actividades de la ciudadanía.

La descentralizada señaló que por el calor la población activó más de 400 mil aires, de los cuales el 50 por ciento son de tipo evaporativo, lo que ha aumentado la demanda del líquido, aunado al incremento de baños que toma la población para mitigar el calor provocado por las altas temperaturas e incluso el riego constante de árboles, por lo que exhortó a cuidar el agua. 

También explicó que se ha suspendido el servicio en diversas colonias, como Portales del Roble, para realizar cambios de válvulas que permitan aumentar la presión en el área, pero el cambio de líneas e incluso las bajas de energía de la CFE han provocado problemas en el servicio, pues por cada segundo que se cae el servicio la JMAS tarda una hora en restablecer las bombas. 

Sin embargo, los docentes de la escuela temen que la problemática en el servicio de agua prolongue el tiempo de la educación a distancia y, como consecuencia, el rezago de los estudiantes incremente, porque tras la pandemia por Covid-19 muchos alumnos que ya cursan el segundo y tercer grado continúan sin saber leer y escribir por no haber podido tomar sus clases en el interior del aula. 

“Es una situación compleja, muy fea, todos los maestros estamos frustrados, ya no sabemos qué hacer, apenas estamos logrando avanzar académicamente y otra vez tenemos que dejar la escuela, pero ahora por la falta de agua, es desesperante”, dijo el director Carrasco, quien espera que la JMAS trabaje para que los alumnos puedan volver a sus aulas.