Estado

Falta por detener a más policías, asegura fuente de la FGR

Reveló que agentes de la FEMDO siguen en la entidad con otra carpeta de investigación en contra de agentes preventivos

El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

domingo, 10 octubre 2021 | 13:11

Ciudad Juárez.- Aún falta por caer más policías municipales acusados de delitos de delincuencia organizada y privación de la libertad, robos y desaparición forzada de personas, informó una fuente al interior de la delegación estatal de la Fiscalía General de la República (FGR) en Chihuahua. 

Del operativo realizado de manera simultánea para catear 12 inmuebles y detener a un grupo inicial de 10 agentes, encabezados por el excomandante del grupo de Inteligencia Aldo Iván Sáenz Tocoli, solo faltó aprehender a uno, quien es considerado prófugo, explicó el funcionario de la FGR. 

Manifestó que siguen en la entidad un grupo de agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) pertenecientes a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) quienes traen otra carpeta en contra de más oficiales preventivos y algunos de los que ya fueron arrestados el viernes pasado y trasladados a un penal federal en Hermosillo, Sonora. 

Fue un operativo bien planeado por la FEMDO y con apoyo de la GuardiaNacional y un grupo de militares, con una logística casi perfecta que permitió capturar a un primer grupo de nueve objetivos, al cual solamente uno logró evadirse.

Seis de los policías detenidos cayeron en poder de la FEMDO cuando les catearon los domicilios y los hallaron dormidos, otro más fue capturado en la alberca de un hotel, donde departía con otras personas después de un festejo, comentó el informante.

Un agente más se entregó al saber que los federales tenían la revisión en la casa de sus padres y otra policía de nombre Larissa Angélica Marrufo Montes, fue enterada por sus padres de que hombres armados estaban rodeando su casa y trató de pedir ayuda a sus compañeros de la SSPM pero cuando se acercaron al domicilio los agentes federales se identificaron, le mostraron la orden de aprehensión en su contra y se la llevaron.