Estado

Federación no mide consecuencias: Desec

Grupo empresarial considera que tampoco ve los riesgos económicos y de seguridad por la migración masiva

Manuel Quezada/El Diario
martes, 09 abril 2019 | 06:00

Chihuahua.- “Las autoridades federales no miden las consecuencias y riesgos económicos y de seguridad pública al dejar pasar sin control grandes oleadas de migrantes que buscan llegar de manera ilegal a Estados Unidos”, dijo ayer el presidente de Desarrollo Económico del Estado de Chihuahua (Desec), Miguel Guerrero Elías.

Observó que en respuesta, y por seguridad, las autoridades de Estados Unidos llevan ahora acciones que lastiman y golpean en términos económicos, propiciando un flujo por demás lento, de muchas horas, en el cruce de los embarques de exportación. Guerrero Elías se pronunció porque dentro de las medidas de control, se disponga ya de unidades que permitan devolver hasta su lugar de origen a tanta gente que entró ilegalmente al país, y subrayó que quien venga a México, lo debe hacer de manera legal.

El empresario dijo que llama la atención, y es motivo de estudio, que sea precisamente en la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua, y no en las aduanas de otras entidades, donde se tiene el mayor problema para el cruce de mercancías.

Sin duda, que este paso lento de las exportaciones, es también una llamada de atención del gobierno norteamericano para que las autoridades mexicanas tengan un mejor control de su frontera sur y del flujo de migrantes.

“Efectivamente el cruce de mercancía seguía un poco lento ayer entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas, y eso, comercialmente hablando, lastima tanto a México como Estados Unidos, porque pone en riesgo muchas operaciones comerciales y viene a reflejarse luego en un rezago en la economía, lo cual es muy lamentable”, apuntó.

Miguel Guerrero reiteró que eso es una llamada de atención para que México ponga más control en las fronteras, ya que lo que sucede es una respuesta, ante esa oleada grande de migrantes que buscan llegar de manera ilegal a los Estados Unidos.

Apuntó que el ingreso sin control de oleada de migrantes al país, también puede reflejar en un problema de inseguridad el día de mañana con la gente que no logra pasar y que de alguna manera buscaría instalarse en el estado.

Subrayó que le corresponde a los gobiernos tener un control migratorio, y de alguna manera poner los vehículos o medios para llevar a su lugar de origen a las personas que ingresaron irregularmente al país.

“Si vienen a México, que lo hagan de forma legal”. Aseguró que en Chihuahua hay disposición a recibir y brindar las oportunidades de trabajo necesaria a los extranjeros, siempre y cuando cumplan con los requisitos legales, ya que sólo así, se podrá hacer algo por esa gente.

De lo contrario, se pone en riesgo a las personas, sus derechos y a la misma empresa. El presidente de Desec, aseguró que está muy relajada la frontera sur y el control que se tiene sobre los migrantes, y eso desde luego se refleja en este tipo de respuestas que ahora lleva a cabo los Estados Unidos, y le hace daños a todos.

“Hay que estar muy alertas y exigentes con las autoridades para que se mantenga un control migratorio y que eso no afecte en términos comerciales ni de seguridad”, enfatizó. Precisó que las demás entidades fronterizas no han tenido el mismo nivel de problemas en los cruces fronterizos, al menos no en la magnitud que se tiene en Ciudad Juárez, donde se presenta la mayor problemática, “lo cual algo dice, y por ello se tiene que estudiar y verlo de fondo para poner control en ello”.

De lo contrario, advirtió que se podría seguir esperando ese tipo de respuestas de Estados Unidos, por la falta de control.

Indicó que aunque se trabaja en la evaluación del impacto económico, por la gran cantidad de camiones que no logran cruzar, aún es difícil dar ahora una cifra, “pero es ya bastante cuantiosa la afectación económica”.

De la posible intervención del gobierno federal en el problema de los cruces fronterizos, Miguel Guerrero Elías, apuntó que no se ven resultados como tal.

No se percibe una acción concreta por parte de la federación y esto es un problema que sin duda le corresponde atender, para garantizar el estado de derecho.

En este caso, es sorprendente que Chihuahua sea el estado más afectado, por lo que también las autoridades estatales y municipales tienen que hacer una buena petición, cabildeo y comunicación eficiente con la federación, para que se pueda poner orden en esta situación, concluyó.  


[email protected]