Estado

Feminicidio de Fanny fue precedido de violencia familiar

Juez Uranga determinó vinculación a proceso a Juventino C.S.

De la Redacción
miércoles, 08 mayo 2019 | 17:32

Cuauhtémoc.- Juventino C.S. alias “El Flaco”, acusado de rociar gasolina y prender fuego a su pareja sentimental Fanny Amarillas, intentó justificar su acción en contra de su pareja sentimental, en una historia precedida de varios casos de violencia familiar.

Luego de tres horas de audiencia llevada a cabo en la Sala Tres del Juzgado Benito Juárez, la Juez Uranga determinó la vinculación a proceso por el delito de feminicidio en contra de Fanny Amarillas Ruelas y homicidio en grado de tentativa en contra de Gustavo O.P., quien intentó sofocar el fuego que se generó en la mujer que vendía burritos en la esquina de las calles Ejido y 19, ese primero de mayo del presente año.

En la exposición de argumentos, la Juez precisó que el imputado aceptó la comisión del delito que se le imputa al tratar de justificar dicha acción al mencionar que un día antes le pareció observar a su pareja en compañía de otro hombre.

La relación entre Fanny y Juventino, tuvo, según los hijos de la víctima, varias ocasiones en donde se presentó la agresión física y psicológica contra la mujer, así como evidencia que llevó a la Juez a determinar el homicidio agravado por razones de género o feminicidio.

Mencionó que en la estadística de casos de feminicidio, la violencia familiar no denunciada a las autoridades pueden llevar a delitos como el que se cometió.

Así mismo, como agravante al asunto en su contra, se estableció que inicialmente Juventino roció gasolina y prendió fuego a la mujer, sin embargo regresó al lugar a rociar nuevamente gasolina en contra de Fanny y de una persona que llegó al lugar a sofocar el incendio con una prenda de vestir (Gustavo O.P.), provocando las heridas que llevaron a que Fanny perdiera la vida el pasado fin de semana por las quemaduras de primer y segundo grado en el 60% de su cuerpo, así como quemaduras de segundo grado en el brazo izquierdo de quien ayudó a la mujer y también fue atacado por el ahora detenido.

Finalmente, se determinó un plazo de tres meses para la conclusión de las investigaciones en este caso de feminicidio que tuvo lugar en el seccional de Anáhuac, que mantiene bajo prisión preventiva al imputado que aceptó su crimen, en un presunto arranque de ira por un caso de celopatía.