Estado
El Chamizal

Galería: El Chamizal, refugio de aves

El pulmón juarense es una parada obligada para la avifauna que viaja de Canadá a Chile y viceversa

/ Colibrí barba negra
/ Carpintero mexicano
/ Azulejo garganta canela
/ Pajaro carpintero elegante
/ Chara crestada
/ Un gavilán de Cooper
/ un pájaro carpintero nuca roja
/ pájaro carpintero de pechera
/ Pájaro Picogrodo tigrillo

Luis Carlos Cano C./
El Diario

sábado, 18 enero 2020 | 21:18

El Chamizal es refugio de 135 especies de aves migratorias y residentes, varias de ellas consideradas en peligro de extinción que se quedan a invernar, otras a reproducirse y muchas más a descansar para continuar su camino hacia el sur del continente, luego de haber iniciado el viaje en Canadá.

Este parque es de vital importancia para la reproducción de varias de estas especies que se encuentran sujetas a protección especial, ya que cuentan con la protección nacional, pero también se encuentran protegidas internacionalmente, pues son un patrimonio que une países, señala un estudio que se hizo durante cuatro años por los biólogos Karina Anahí Ávila Esparza, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y Bruno de Almeida Lima, de la Universidad de Santa Cecilia, de Brasil.

En la investigación “Importancia del Parque Público Federal El Chamizal para las aves migratorias y residentes en Ciudad Juárez, Chihuahua”, efectuada de septiembre del 2013 a octubre del 2017, los especialistas destacan que en América existen cuatro rutas migratorias y una de ésas, la central, pasa por Ciudad Juárez y es de vital importancia para casi el 80% de la población de las aves migratorias.

Los biólogos destacan que por la generosidad de sus ecosistemas, México es lugar de descanso, abastecimiento y refugio para millones de aves acuáticas, canoras y rapaces que viajan cada año miles de kilómetros desde el norte de Canadá y Alaska, hacia el sur del continente.

Usan área para descansar

Hasta ahora, en El Chamizal se encuentran 36 especies de aves, registrando que el 40 por ciento de ellas son visitantes de invierno, el 5 por ciento visitantes de verano y el 55 por ciento de estatus migratorio residente

Coincidentemente, señalan, uno de los sitios donde más registramos especies, durante los cuatro años de monitoreo, fue en El Chamizal. Este parque urbano es de gran importancia para al menos 135 especies de aves migratorias y residentes, donde se protegen y alimentan para continuar con su arduo viaje hacia el sur.

La investigación que hicieron por cuatro años reveló, entre otros datos, que la especie Sitta canadensis utiliza este parque como sitio de invernada, donde es posible llegar a ver una gran cantidad de estos pájaros durante todo el invierno.

Otras especies como el Chipe de Audubon (Setophaga coronata) y el Reyezuelo matraquita (Regulus calendula), también utilizan los árboles de El Chamizal para invernar. Esas dos especies llegan al parque a mediados de septiembre y regresan al extremo norte de Canadá a principios del mes de abril para reproducirse.

El biólogo Bruno de Almeida dio a conocer en este monitoreo encontraron que algunas especies migratorias que se pueden encontrar en el parque están sujetas a protección especial por la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales con la norma NOM-059-SEMARNAT, como es el caso del Gavilán de Cooper (Accipter cooperi), el Milano de Misisipi (Ictinia mississipensis), la Aguililla de Swainson (Buteo swaisoni), la Aguililla Real y la Aguililla Negra Menor.

Además de las especies migratorias, también hay aves que son residentes en El Chamizal y son sujetas de protección especial por parte de las autoridades encargadas del cuidado del medio ambiente, como es el caso del Halcón Peregrino.

Otras aves como el Chipe de Potosí (Oporornis tolmiei) se encuentra en situación de amenazada. Sin embargo, además de contar con la protección nacional, estas y otras especies también se encuentran protegidas internacionalmente, ya que son un patrimonio que une países, destacan los biólogos en su investigación.

Durante nuestro estudio, comentaron, encontramos varios nidos de Accipiter cooperii, demostrando que este parque de Ciudad Juárez, es de vital importancia para la reproducción de esta especie que se encuentra sujeta a protección especial. Esta ave utiliza principalmente los alamillos para hacer sus nidos.

Además de alegrar a quienes visitan el parque en los meses de invierno, durante el cuidado paternal, tanto el macho como la hembra cazan grandes cantidades de ratas y palomas domésticas, ayudando al control de plagas en la ciudad.

Otras especies también utilizan el parque como sitio de reproducción, como es el caso de la Paloma ala blanca (Zenaida asiatica), el Carpintero mexicano (Picoides scalaris), el Baloncillo (Auriparus flaviceps), el Colibrí garganta rubí (Archilochus alexandrinus) y el Cuitlacoche (Toxostoma curvirostre) entre otras.

El Mirlo primavera (Turdus rufiventris) hace sus nidos en los árboles y arbustos de El Chamizal y el Pinzón mexicano (Haemorhous mexicanus) hace sus nidos en los pinos. En primavera es posible escuchar el bello canto del Mirlo primavera y el sencillo canto del Pinzón mexicano por todo el parque, se comenta en la investigación sobre las aves y este parque.

Asimismo, se alerta de los peligros que enfrentan estas aves por no cuidar las áreas verdes como El Chamizal, pues la destrucción de los hábitats por expansión urbana y otros emprendimientos, han afectado la migración de las aves, de forma que cada año ellas encuentran menos lugares para alimentarse y descansar.

Lugares como El Chamizal y el Parque Central, dentro de un ambiente urbanizado, son puntos estratégicos para la sobrevivencia de esas aves durante su vuelo, destacan en el estudio. Perder este pequeño oasis ciertamente afectaría la migración de los siguientes años. El Estado pretende cambiar el sitio y derribar árboles. Ya que estas aves migratorias utilizan año tras año los mismos puntos de descanso y alimentación. Un estudio reciente demostró que se ha reducido en un 30% las poblaciones de aves de Norteamérica, siendo los principales responsables los impactos del humano sobre el medio ambiente (antropogénicos).

El biólogo Almeida de Lima dijo que con base en el estudio, queda claro que Juárez necesita controlar la expansión urbana irregular porque los hábitats naturales esenciales para las aves migratorias y residentes están siendo eliminados, y los parques urbanos están sirviendo ahora como refugio. Es importante que se impidan emprendimientos que impliquen la tala de árboles y la modificación de los parques urbanos. El Chamizal concentra una importante cantidad de aves que necesitan directa o indirectamente de los árboles enfatizó.

Sobre ello, el agrónomo Daniel delgadillo Díaz, de la organización civil Arboles en Resistencia, destacó que El Chamizal es un orgullo para los juarenses y lo quieren acabar con un proyecto que contempla quitar los árboles, aunque con ello se afecte a estas especies de aves y otros animales que viven en esta área de la ciudad. “El 25 de Septiembre de 1964, los mexicanos recuperamos El Chamizal, este pequeño territorio con una superficie de 333 hectáreas después de una larga lucha diplomática que duro 100 años”, dijo el agrónomo.

“Esta recuperación es motivo de orgullo para todos los mexicanos y sobre todo para los juarenses. Después de la entrega física por parte de los Estados Unidos, los tres órdenes de gobierno se comprometieron a destinar su uso al ámbito educativo, cultural y deportivo”, expresó.

Sin embargo, dijo Delgadillo Díaz, actualmente, después de 50 años de su devolución, El Chamizal se encuentra en total abandono, pues sus monumentos, instalaciones, el resto de espacios públicos, áreas verdes y sobre todo sus árboles que fueron el orgullo del pulmón de nuestra región y en donde albergan aves locales y migratorias, así como toda su flora y su fauna ahora se encuentra al borde de la extinción.

Señaló que este parque ha perdido totalmente su esencia, pues aproximadamente una cuarta parte de su superficie es ocupada por oficinas de los tres órdenes de gobierno, espacios privados y religiosos. Hay un presupuesto de 2,500 millones de pesos autorizados por la Secretaria de Hacienda para su rescate.

Aunado a ello, dijo, vemos con indignación que el proyecto “Mega Parque Chamizal” presentando por el Gobierno del Estado, no contempla la reforestación y antecede a una serie de donaciones ilegales y concesiones a la iniciativa y proyecta construcciones que nada tiene que ver con la esencia de nuestro parque. (Luis Carlos Cano)