Estado

Galería: 'Hoy duele hasta el alma'

Madres de mujeres desaparecidas se reunieron afuera de la FGE para recordar que hoy 10 de Mayo no hay nada que celebrar

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
viernes, 10 mayo 2019 | 11:06

Ciudad Juárez— “Hoy duele hasta el alma”, confesaron esta mañana las madres de mujeres desaparecidas y hombres víctimas de desaparición forzada.

Con la consigna “te buscaré siempre”, este 10 de Mayo no hay nada que celebrar aseguraron las mujeres que llegaron con palabras llenas de dolor hasta la Fiscalía General del Estado de Ciudad Juárez para exigir el regreso de sus hijos.

“Cuando desapareció mi hija salí a las calles con la intención de encontrar sus rostro entre las personas, he caminado muchos caminos, y en ese andar me encontré con otras mujeres... también me encontré con la indiferencia de las autoridades”, recordó Lucy Navarro, mamá de Nancy Iveth Navarro Muñoz, desaparecida el 13 de julio de 2011. 

Patricia García, recordó que con su hijo Jacobo Orozco García, desaparecido el 14 de noviembre de 2014 en Puerto Palomas, Chihuahua, a donde fue de Ciudad Juárez a vender pizzas, cada Día de las Madres era muy alegre, pero ya nada es igual.

“Luz Angélica, tú fuiste la quinta alegría más grande de las seis que yo he vivido, pero también, la segunda fractura más grande que ha vivido mi corazón, después de haber fallecido tu pequeño hermano. Con él, aunque el dolor es tan profundo, sé lo que pasó y sé dónde está.

Contigo, yo conté muchas semanas mientras imaginaba tu carita antes de que nacieras. Te esperé muchas tardes afuera de la escuela hasta que aparecías entre los niños. Hoy te espero, pero de una manera diferente. Cada día duele porque no sé cómo estás o si algún día podré volver a abrazarte”, dijo a Luz del Carmen.

Luz del Carmen Flores es madre de Luz Angélica Mena Flores, desaparecida el 4 de agosto de 2008 en esta frontera.

Durante el evento que formó parte de la Marcha de la Dignidad Nacional

Madres Buscando a sus Hijos, Hijas, JUSTICIA Y VERDAD México, las madres destacaron que “hoy es un día para nombrar y hacer presentes una vez más a quienes nos arrebataron injustamente, para exigir”.

“Hoy Día de las Madres aquí estamos, ¡No nos callaron! ¡No nos detendrán!. Desde que nos desaparecieron a nuestros seres queridos, vivimos el horror. La vida para nosotras se ha hecho locura, se trastocó”, reclamaron frente a las oficinas de la FGE, donde pintaron huellas rosas negras y rojas.

Cada huella es un símbolo del caminar que han dejado las desaparecidas, los hombres torturados y las madres en busca de sus hijos.