Estado

Galería: Último trayecto de sacerdotes de Creel a Cerocahui

Las pobladores lloraron ante los féretros, les dejaron flores y globos blancos

Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua
Francisco López Matán / El Diario de Chihuahua

El Diario

domingo, 26 junio 2022 | 20:40

Sierra de Chihuahua.- Los cuerpos de los sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, emprendieron la última marcha del poblado de Creel, municipio de Bocoyna;  hasta Cerocahui, municipio de Urique.

A lo largo del trayecto, la carroza fúnebre escoltada apenas por dos patrullas de la Policía del Estado, subió al Divisadero Barrancas del Cobre y de ahí bajó a la comunidad de San Rafael, donde hizo una breve parada.

Las pobladores del lugar lloraron ante los féretros, les dejaron flores y globos blancos.

De San Rafael siguió el cortejo este domingo hacia Bahuichivo hasta alcanzar su destino, en Cerocahui, donde ambos fueron asesinados hace una semana por el líder criminal del Cártel de Sinaloa, José Noriel alias “El Chueco”, y donde los dos serán sepultados mañana.

Las imágenes reflejan el cariño dispensado por niños y adultos a los jesuitas. Durante décadas oficiaron misas en ese entorno cercano a los 150 kilómetros (Creel-Cerocahui) y brindaron apoyo social permanente tanto a indígenas como a mestizos, o chabochis.