Estado

Galería: Une el yoga a cientos de fronterizos

Habitantes de Juárez y El Paso se reunieron sobre el bordo del río Bravo, para meditar frente al muro

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
domingo, 10 noviembre 2019 | 12:40

Ciudad Juárez.- Habitantes de Juárez y El Paso se reunieron hoy sobre el bordo del río Bravo, para practicar yoga frente al muro fronterizo y elevar la frecuencia vibratoria de paz en ambos países.

“Por todo lo que nos une, contra todo lo que nos separa” fue el eslogan con el que se reunieron las más de 200 personas en el evento denominado Yoga Sin Fronteras.

“El  objetivo es promover una cultura de paz entre las ciudades hermanas de Juárez-El Paso y enaltecer la práctica de yoga como un símbolo de unión. Nosotros utilizamos el lenguaje del yoga”, explicó Mauricio Rivera, organizador del evento.

El maestro yogui y fundador de YSYoga System, dijo los límites de la frontera como escenario de la meditación y los ejercicios de yoga por ser un lugar de separación.

“Nosotros con una práctica de yoga representamos la unión, y nos acercamos con familias de Juárez y familias de El Paso”, apuntó quien guió en la practica por más de una hora a participantes originarios además de Sinaloa, Matamoros, Chihuahua, Colombia y Perú.

Rivera también destacó que las decenas de personas que vistieron de blanco meditaron por la paz social de ambos países, en especial por lo que está ocurriendo actualmente en la ciudad.

“Nosotros no podemos salir como familias a combatir la violencia, porque hay instituciones para ello, lo que sí podemos es combatir la violencia que se genera desde la forma de conducir un vehículo de forma agresiva, cuando hablamos mal de alguien, cuando criticamos; son formas muy sutiles de violencia. La práctica de yoga genera ambientes internos de paz”, explicó.

Ricardo Vargas, fue uno de los instructores participantes en Yoga sin Fronteras, con el fin de mandar un mensaje de que las fronteras son solo una creación humana.

También destacó a los fronterizos la importancia de la paz social desde lo individual.

Griselda Sauceda, una ama de casa originaria de Sinaloa quien vive en la frontera les pidió a los generadores de violencia que dejen a un lado el odio y  los sentimientos de rencor para que la ciudad pueda salir adelante.

Gildarlo Muñoz, también participó en el segundo evento de yoga en el río Bravo “para generar una buena energía para que todos estemos en paz… es necesario llevar una vida equilibrada”.

Patricia Muñoz, originaria de León, Guanajuato, pero habitante de esta frontera agregó también que Juárez-El Paso es una comunidad hermana que debe vivir en paz y en armonía. 

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y de la Dirección de Tránsito vigilaron el bordo del río Bravo durante el evento, a pocos metros del llamado Puente Negro.

También estuvieron presentes elementos de la Guardia Nacional que vigilan los límites de México con Estados Unidos desde el pasado 16 de junio, con el fin de inhibir el cruce de migrantes hacia el norte.