Estado

Ganaderos, al borde de la desesperanza

Falta de agua y recursos los obligará a deshacerse de sus animales

Claudia Baeza/El Diario

lunes, 26 abril 2021 | 21:00

Ciudad Delicias– “Lo único que nos queda es pedirle a Dios que nos ponga los medios para salir adelante”, fue la expresión por parte de pequeños ganaderos que están sufriendo los embates de la falta de agua, batallando para poder alimentar a sus animales debido a los altos costos de los forrajes. 

Óscar Rosario y Fermín Romero, productores de la comunidad de Las Varas, municipio de Saucillo, a la altura de Portoleño, llevan a un grupo de 30 vacas desde muy temprana hora a pastar hasta las 3:00 de la tarde, para que coman lo que alcancen a encontrar de hierbas, para las 6:00 de la tarde darles solamente seis pacas, ya que el precio de la pastura se elevó y ya no les resulta costeable. 

“Lo único que podemos hacer es traerlas a pastar en las hierbas, es de la única manera que le podemos hacer, el Gobierno no nos quiere ayudar”, señalaron. 

Además comentaron que la comunidad aún no alcanza a ver la magnitud del problema, la agricultura y la ganadería van de la mano, y que cuando aumente el precio de todo será cuando las personas empiecen a notar la importancia del agua en la región. 

“No va a haber pastura, no va a haber nada, al rato se acaba el agua y empiezan a secarse, ha habido alfalfas que se han secado porque cambian los derechos de agua para otras labores”, dijo Óscar Rosario. 

Agregó que el kilo de concentrado vale 7 pesos con cincuenta centavos y el de maíz 7 pesos, señalando que eso no es nada, que en algunos meses subirán más los precios y ya será incosteable, pues no se tendrá el suficiente dinero para mantener a las vacas. 

“Tendremos que vender de una en una para mantener a las otras, ya la última que nos quede pues nos la comeremos nosotros”, dijo Fermin Romero. 

Por último mencionaron que un aproximado de 12 mil hectáreas de alfalfa, de las 40 mil que se sembraron el año pasado, son las que podrán cultivar los agricultores de la región a causa de la escasez de agua que tiene la zona, se habla de un 70 a 75 por ciento de las tierras que se dejarán de regar este año.