Estado

Gómez Farías, un pueblo sin ley

No sólo retiran juzgado, también a agentes del Ministerio Público

Archivo / El Diario de Juárez / Vehículos circulan en las calles de ese municipio

Sandra Rodríguez Nieto/ El Diario de Juárez

jueves, 29 abril 2021 | 06:27

Ciudad Juárez— Antes de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado anunciara suspender temporalmente las actividades del Juzgado Menor Mixto del municipio de Valentín Gómez Farías, la Fiscalía General del Estado retiró también durante tres semanas a los agentes del Ministerio Público que tenía asignados y, desde 2017, no hay Policía Municipal, informó el alcalde Alen Muñoz Loya.

“Desde que tomé la alcaldía el Mando Único es quien se ha hecho cargo de lo del tema de seguridad, lo cual es muy entendible, ya que, aunque nosotros quisiéramos poner Policía Municipal, pues sería muy difícil que alguien accediera, debido a la violencia que se ha suscitado en esta región, que no es sólo Gómez Farías; estamos hablando de una violencia que viene de años”, dijo Muñoz en entrevista vía telefónica.

“Asesinaron a los dos policías (en diciembre de 2020), aquí en Gómez Farías, eran los policías que hacían funciones de policías del Ministerio Público, y se retiraron las oficinas del MP, pero hace 15 días ya volvieron”, agregó.

El secretario de Seguridad Pública Estatal, Emilio García Ruiz, sin embargo, precisó que los agentes estatales realizan labores preventivas de patrullaje en la localidad pero sin “mando único”, ya este procedimiento implicaría, entre otras condiciones, que el Estado asumiera recursos del Municipio.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de atender todas las denuncias que genera el 911, y tenemos la responsabilidad de labores de patrullaje y prevención en Gómez Farías; el Estado cuenta con una cantidad de elementos no suficiente pero que sí nos permite tener presencia en Gómez Farías”, dijo García Ruiz.

La FGE no respondió una solicitud de información sobre el retiro temporal de los agentes del Ministerio Público.

Muñoz Loya –que asumió el cargo en 2018, luego del atentado del edil electo, Blas Godínez–, fue entrevistado luego de que el TSJ publicara un acuerdo anunciando la suspensión temporal de actividades en el Juzgado Menor Mixto ubicado en aquel municipio del occidente de Chihuahua y que entrará en vigor el 3 de mayo.

“Se hizo del conocimiento de este colegiado la situación de inseguridad que impera en la región noroeste del estado, donde se encuentran asentados algunos de los Juzgados Menores Mixtos, generada por los constantes actos de violencia (…) lo cual ha llevado a diversas autoridades encargadas de la seguridad pública a retirar a sus funcionarios y funcionarias de las zonas”, dice el acuerdo aprobado el 30 de marzo.

“En tal sentido, este colegiado reconoce que un esquema efectivo de seguridad y protección para las y los juzgadores, sus familias, así como el personal administrativo y de apoyo que coadyuva a la impartición de justicia, constituye un elemento mínimo para que puedan desarrollar óptimamente su función”, agrega el documento, disponible en el sitio electrónico del TSJ.

Cuestionado ayer al respecto, el secretario adjunto adscrito a la Presidencia del TSJ y quien firmó el acuerdo, Alejandro Jasso, señaló que si bien existe el contexto de inseguridad, la redacción del documento fue “desafortunada” debido, insistió, a que la principal causa de la decisión de suspender temporalmente la actividad es la baja carga laboral.

“Es desafortunada, porque sí, viéndolo en retrospectiva, da a entender que nuestros funcionarios que laboraban o que laboran en el juzgado menor de Gómez Farías estuvieron en situación de inseguridad que puso en riesgo su independencia judicial”, dijo.

“Para nadie es un secreto que hay episodios en los que desafortunadamente se nota o hay involucramiento de la delincuencia organizada, pero no es así respecto de nuestros funcionarios; sí hubieron episodios, pero fueron enfrentamientos que se generaron en los alrededores, pero nunca nuestros funcionarios estuvieron amenazados (…) lo que generó la suspensión temporal del juzgado es la baja carga laboral”, agregó.

Por separado, la información proporcionada por la SSPE indicó que, si bien hay poca carga laboral, esto es precisamente por la inseguridad.

“Uno de los motivos más fuertes es la violencia que tiene el municipio ya que no se contaba con ninguna autoridad y por ello era imposible realizar las diligencias y la carga laboral es muy mínima ya que ningún abogado promoverá ahí por lo mismo”, indicaron datos de la SSPE atribuidos a personal del juzgado.

“Dictaminan el cierre temporal de juzgado de Gómez Farías, derivado de las cuestiones de inseguridad en la zona y la baja de asuntos en el mismo”, agregó la información de la corporación.

srodriguez@redaccion.diario.com.mx