Estado

Gritaré mil veces tu nombre: madre de desaparecida

En más de 100 hogares una hija o hijo está ausente

Hérika Martínez
El Diario de Juárez
viernes, 10 mayo 2019 | 07:22
Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— “Soy tu madre, gritaré mil veces tu nombre hasta que mi eco llegue hasta ti ¿sabes por qué?, porque te amo, te extraño, porque sin ti no hay nada qué celebrar”, le escribió en el marco del Día de las Madres Luz del Carmen a su hija Luz Angélica Mena Flores, desaparecida el 4 de agosto de 2008 a los 19 años.

Como ella, más de 100 madres en Ciudad Juárez hoy no tendrán “nada qué festejar”, porque en sus casas no está uno de sus hijas o hijos desde 1993.


Conservan esperanza de verlas regresar

Luz Angélica salió de su casa para llevar una solicitud de trabajo a una tienda de ropa ubicada en el Centro de la ciudad, pero nunca regresó a casa y su teléfono siempre estuvo apagado.

Desde entonces la vida de su madre, Luz del Carmen Flores, cambió. Y aunque casi todas las noches comparte a través de las redes sociales su pesquisa, esta vez lamentó no poder celebrar el 10 de Mayo juntas.

“Sé que estás en algún lugar, en algún lugar. Tal vez lejos, tal vez cerca. Pero yo te quiero de regreso, viene otro 10 de Mayo sin ti, sin nada qué celebrar. Recuerdo cuando reíamos, festejábamos juntas fechas importantes, pero ahora sólo miro tus fotos, te tengo en mi alma, en mi corazón, pero este corazón que tengo se ha vuelto pesado, no quiero vivir de recuerdos, quiero tenerte aquí, conmigo. No pierdo mi fe y le pido a Dios no la pierdas tú tampoco”, le escribió la mujer a su hija.

Luz del Carmen, quien apoya a otras madres a buscar a sus hijas e hijos, también le pidió perdón a Luz Angélica por no poder encontrarla.

“Ser mujer en Juárez es un pecado, una maldición y al mismo tiempo un regalo de Dios”, lamentó Luz del Carmen el Día de la Mujer, y es que desde que desapareció su hija ha vivido para buscarla, al igual que el resto de las madres, quienes aseguran sólo entre ellas entender su dolor.

Aunque las jóvenes quizá nunca se conocieron, la lucha que han emprendido juntas sus madres las ha unido en diversas caminatas, plantones, reclamos, pesquisas, murales y exigencias de justicia ante las autoridades.

Perla Loya también sigue esperando a su hija Jocelyn Calderón Reyes, desaparecida a los 13 años, el 30 de diciembre de 2012, en la zona Centro.

La adolescente fue invitada a una fiesta a través de Facebook. Un amigo al que sólo conocía por Internet la citó frente a Catedral para llevarla a la reunión con sus amigos, pero ella nunca volvió a casa.

“Ha habido muchos avistamientos de ella, eso significa que sigue viva, porque el miedo a veces –si no se han visto– es si estarán vivas”, dijo su madre, quien todos los días despierta con la esperanza de verla regresar.

Hoy las madres de hombres y mujeres desaparecidos se reunirán en la Fiscalía General del Estado para exigir justicia con la consigna “10 de Mayo, nada qué celebrar”, a partir de las 10  de la mañana.


[email protected]