Estado

Guadalupe y Calvo solo tiene 70 elementos de seguridad pública para atender mil 500 comunidades

Destaca alcalde graves problemas en los rubros de salud, educación y seguridad

De la Redacción/El Diario
jueves, 18 abril 2019 | 16:52
El Diario

El municipio de Guadalupe y Calvo solo tiene 70 elementos de seguridad pública para atender mil 500 comunidades; además, el GobiernofFederal reinventa estrategias de seguridad cada seis años en el combate al crimen organizado, afirmó el edil Noel Chávez.

“Un servidor, como presidente municipal, es la autoridad más próxima con la población, y no puedo darme la vuelta y decir no me compete. Tenemos graves problemas en los rubros de salud, educación y seguridad. Hemos construido aulas escolares, construimos casas para los maestros, pagamos médicos y hemos logrado incrementar la plantilla de agentes de Seguridad Publica abriendo nuevos destacamentos, como en San Julián y Baborigame. Se han gestionado y hecho acuerdos con la mina, para que nos apoyen con vehículos para usarlos como patrullas”, mencionó.

Agregó que como municipio se está haciendo lo que se puede hacer, pero enfrentar, contener o investigar al crimen organizado no se hace porque no se tiene la capacidad, el conocimiento y la competencia para hacerlo.

Afirmó que la seguridad del municipio es preventiva, sin embargo se ha apoyado al estado en operativos para esclarecer homicidios de alto impacto -en referencia a los recientes hechos en que fallecieron 5 personas en una balacera y agentes estatales fueron atacados a balazos por desconocidos en la comunidad de Atascaderos.


Aunado a lo anterior, hizo mención a la detención de los asesinos del activista derechohumanista Julián Carrillo.

Vale hacer mención que cuando se registraron los hechos en la comunidad de Atascaderos solo había 2 o 3 elementos de la Policía Investigadoras del Estado en la comunidad, no había un solo elemento de la Policía Estatal, no había personal del Ejército, ya que meses atrás el Gobierno federal retiró al personal que estaba en el cuartel del lugar.

Al respecto, el presidente dijo que, sin recursos, tanto el Estado como las propias corporaciones policíacas federales, incluso el mismo Ejército, no pueden actuar. “Mientras el Gobierno federal no incremente el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) al rubro de seguridad, no se va poder avanzar en una estrategia sólida. La inseguridad la padecemos no solo en Atascaderos, sino en todo el país”.

El alcalde mencionó que los recientes hechos vinieron a frenar todo el desarrollo que se estaba logrando en la localidad, por lo que los comercios tuvieron que cerrar por días y algunos habitantes incluso dejaron el poblado.

Atascaderos tiene una población de alrededor de mil 500 habitantes, sin embargo es un punto muy importante para el comercio, ya que es la puerta que comunica al estado de Chihuahua con Durango y Sinaloa.

Es de resaltar que gran parte de los habitantes de Atascaderos tienen viviendas en otras partes de Guadalupe y Calvo y el Estado, por lo que se espera que pronto puedan regresar y reactivar el comercio.

El  alcalde precisó que comunidades como Tamazula, Durango, y San Miguel Badiraguato, como otras más, están muy alejadas de sus cabeceras municipales, por lo que el comercio lo realizan en Atascaderos.

“Atascaderos es una localidad muy próspera; se ha logrado dar un impulso a la madera, se han realizado obras importantes para el abastecimiento de agua; tenemos programas bipartitos con el Estado para la construcción de viviendas; el Municipio trabaja en programas importantes en proyectos de seguridad alimentaria; se fortaleció la educación con la extensión del Tecnológico de Parral; se trabaja en rubros como la cultura, la educación y la salud”.

 Pero, dijo, todos estos avances se frenaron con los hechos violentos, y es que estos últimos meses Atascaderos estaba sin una seguridad garantizada.

Concluyó al decir que como municipio se han hecho gestiones y se trabaja en coordinación con dependencias de los tres niveles de gobierno, diputados y senadores, pero estos hechos vinieron a frenar todo, por falta de recursos en materia de seguridad.