Estado

Habrá operativos de radar en carretera a Rubio

Ya se implementan acciones de concientización en el respeto al límite de velocidad

El Diario

De la Redacción/El Diario

sábado, 03 agosto 2019 | 16:27

Cuauhtémoc.- Con la intención de incidir sobre los accidentes que se presentan en la carretera estatal 5 de Cuauhtémoc al seccional de Álvaro Obregón, se determinó por el área de Vialidad municipal que la última fase de este programa contemple la instalación de radares que midan la velocidad de quienes transiten por el también llamado Corredor Comercial Manitoba.

Rubén Dávila Mireles, responsable del área de Vialidad y Tránsito Municipal, mencionó que, previo a la instalación de radares, se estimó entre el Mando Único encabezado por Abraham Castañeda Roldán y el presidente Carlos Tena Nevárez una serie de pasos previos a la aplicación de infracciones bajo este modelo a distancia de medición de la velocidad.

El primer paso fue la reactivación de retenes antialcohol en diferentes puntos de la ciudad, luego de reconocer que el problema de consumo de embriagantes en las calles de Cuauhtémoc había sobrepasado el nivel de ordenamiento que se espera de los ciudadanos.

Al respecto, explicó que de un promedio de 11 accidentes con registro de incidencias de hasta 19 accidentes por turno, se ha observado que en los mismos periodos se ha mantenido el promedio de 6 accidentes.

El objetivo es que el ciudadano observe cada vez mayor presencia policiaca y comience a cambiar progresivamente sus hàbitos de conducta inadecuados al volante, mismos que ya corresponden a una infracción, pero que se está teniendo la flexibilidad en varios de los casos a través de apercibimientos.

Para el caso del Corredor Comercial, ya se realizan operativos carrusel en donde una unidad de Vialidad y otra de la Policía Municipal viajan a 80 kilómetros por hora a través de los primeros 30 kilómetros de carretera para hacer los llamados de atención a quienes excedan el límite de velocidad.

Lo anterior, derivado del tránsito de miles de vehículos que recorren esta rúa por motivos comerciales, de empleo, de formación académica o de negocios, los cuales han registrado de manera tradicional vehículos a velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora.

Será luego que el periodo de concientización concluya cuando se aplique un modelo de instalación de radares en puntos estratégicos para dar cumplimiento a las infracciones dispuestas en la Ley de Tránsito estatal.