Estado

Hacen de la pandemia su oportunidad de cumplir sus sueños

Hacen de la pandemia su oportunidad de cumplir sus sueños

Eduardo Lara / El Diario

sábado, 01 agosto 2020 | 14:13

Ciudad Juárez.- Para muchos la pandemia por la que atravesamos puede significar simplemente un obstáculo más para alcanzar metas, pero para otros puede convertirse en la oportunidad idónea no sólo para emprender nuevos proyectos, sino también para volverse a enamorar de Ciudad Juárez.

Tal es el caso de Viceida y Ricardo, quienes desde hace poco menos de un mes decidieron instalar una barbería móvil en el fraccionamiento Jardines de Aragón, en un intento por hacer frente a la falta de empleo y a la crisis provocada por la contingencia.

Viceida León es originaria del estado de Michoacán, y desde hace cuatro años radica en Ciudad Juárez, una frontera que la ha recibido con los brazos abiertos, haciendo que nuestra entrevistada sienta esta localidad como su verdadero hogar.

Aquí me gusta mucho, pienso que aquí me voy a quedar, me encanta la gente, es súper diferente, amable, son personas muy cálidas, te apapachan mucho y eso hace que me sienta muy segura, mi corazón está aquí, en Juárez”, comenta.

Hace aproximadamente dos años, Viceida conoció a Ricardo Pereira durante un viaje a Cancún, Quintana Roo, con quien inmediatamente hizo “click”, compartiendo sueños y metas hasta que tiempo después iniciaron una relación a distancia por casi un año y medio.

Ricardo es originario de Córdoba, Argentina, él es chef profesional y conoció a Viceida en el restaurante en el que trabajaba, y luego de algún tiempo de relación tomó la decisión de establecerse en esta frontera para apoyar a su pareja.

Desde hace dos meses que estoy en Juárez, vendí mi motocicleta para comprar el pasaje y venir a esta frontera para estar junto a Viceida y juntos emprender el proyecto de la barbería”, dijo.

El Diario (ED)- ¿Cómo nace la idea de una barbería móvil?

Viceida León (VL)- “Esto surgió porque mi novio y yo comenzamos a hacer trabajos de barbería a domicilio, después con la pandemia se hizo más complicado el tema del trabajo y  tuvimos la idea de poner algo móvil porque las rentas de algún local estaban carísimas, así que optamos por algo que pudiéramos hacer juntos y obtener ingresos”.

Yo le platicaba a mi familia y amigos sobre la idea y me decían que no iba a funcionar, que la gente no lo iba a aceptar y eso me hizo tener dudas, pero Ricardo siempre confío en mí hasta que nos decidimos iniciar el proyecto y comenzamos a armar el módulo, trabajamos muy duro en esto, dedicamos muchas horas todos los días hasta que después de dos semanas lo terminamos y nos pusimos inmediatamente a trabajar”, agregó.

La pareja nos comparte cómo fue el proceso para improvisar toda una cabina equipada para atender a sus clientes, procurando no sólo brindar un buen servicio, sino también, cumplir con todas las medidas de prevención posibles.

Teníamos la base del remolque, y entre los dos construimos la estructura como pudimos, incluso viendo videos porque no teníamos ni noción de cómo hacerlo y creo que quedó bastante bien, tiene su ventilación, trabajamos con la luz del día y con máquinas que funcionan a batería, así que la clave es hacer las cosas con amor”, dijo Viceida.

ED- ¿Además de la pandemia, cuál ha sido uno de los mayores retos a vencer?

VL- “Creo que la ubicación, esa incertidumbre de si puedes estar aquí o no, algunos nos han comentado que quizá tendremos que movernos, pero no queremos, ya que nos queda cerca de casa y así no descuidamos a nuestras niñas”.

Ante la pregunta de ¿cuáles han sido los comentarios de los vecinos del sector? Viceida y Ricardo aseguran sentirse muy sorprendidos por la “buena vibra” que los residentes les han mostrado en las últimas semanas.

Cuando empezamos, la verdad creímos que nadie iba a venir el primer día y no fue así porque atendimos como a cinco clientes, al día siguiente llegaron más. Ya tenemos cuatro semanas y  la gente ha sido muy abierta, todos se van con un comentario súper lindo, muy contentos, y así es la dinámica, hemos recibido puros mensajes positivos, y estamos muy felices porque la gente de Juárez ha tomado muy bien nuestra idea”, comentó.

Por su parte, Ricardo nos comparte como el tema de la pandemia complica en ocasiones el trabajo, debido a que aún hay mucha gente que se sigue resguardando en casa, sin embargo, reiteró que en el módulo se busca cumplir con todas las recomendaciones de salud, desinfectando de manera constante la barbería, usando cubrebocas y manteniendo limpia el área en todo momento.

Vamos empezando, pero no nos podemos quejar, vamos bien y es por eso que estamos muy agradecidos por todos los comentarios que nos han hecho”, indicó.

Por ahora, la joven pareja atiende en las inmediaciones del fraccionamiento Jardines de Aragón, en un horario de 09:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 19:00 horas de lunes a sábado.

ED-¿Qué mensaje le darían a todas aquellas personas que por miedo se rehúsan a emprender?

“Que no crean en los comentarios negativos, que no se desanimen, si tienen un proyecto que lo desarrollen y no sientan vergüenza, todas las ideas son brillantes, hay que arriesgarse porque sino, no ganas”, concluyó Viceida.

elara@redaccion.diario.com.mx