Estado
En Ciudad Juárez

Han procesado más de 2 mil personas en modelo cívico

Evita que se cometan detenciones arbitrarias por parte de los agentes: CEDH

Mayra Selene González / El Diario

lunes, 08 noviembre 2021 | 17:40

Ciudad Juárez— Más de 2 mil personas detenidas por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) por cometer una falta administrativa han comparecido en audiencias orales ante un tribunal de Justicia Cívica; este modelo reemplazó los procedimientos realizados ante los jueces calificadores desde el pasado 10 de agosto.                                                                                 

Este nuevo Reglamento de Justicia Cívica, Policía y Buen Gobierno sustituye al Reglamento de Policía y Buen Gobierno.                                                                                                 

Sin embargo, mientras que el actual Gobierno municipal, encabezado por Cruz Pérez Cuéllar, considera inconveniente el cambio –realizado por la pasada administración hacia el fin de la misma– por burocrático y costoso, para la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) es necesario, pues evita que se cometan detenciones arbitrarias por parte de los agentes.                                                         De acuerdo con información proporcionada por Jorge Salomé Bissuet Galarza, director de Justicia Cívica del municipio, con el nuevo modelo la persona acusada de cometer una probable falta administrativa comparece ante el juez cívico, en su audiencia participan un fiscal y un defensor cívicos.                                                                                

“Antes, el juez calificador imponía la sanción y decidía si consignaba ante el Ministerio Público si se consideraba también un delito el acto que cometía el acusado o bien, imponía sanciones de hora-cárcel hasta por 36 horas o multas económicas tasadas en el salario mínimo, sin mediar audiencia ni que la persona tuviera la opción de la defensa”, refirió.                                                                                

El nuevo reglamento se desprende del artículo 114 constitucional y el 141 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua, así como de la Ley General de Justicia Cívica que impone el Modelo Homologado de Justicia Cívica, Buen Gobierno y Cultura de la Legalidad para los Municipios de México.                                                                                

En la audiencia, una vez probada la falta, el juez cívico determinará la sanción, que puede ser el arresto por las horas señaladas en el reglamento, amonestación, multa o, si la persona lo desea, podrá conmutar la sanción por trabajo comunitario.                                                                                

El sistema de Justicia Cívica opera en las estaciones de Policía Centro y Riberas del Bravo. Los jueces cívicos dependen de la Dirección de Justicia Cívica, mientras que los fiscales cívicos de la SSPM y los defensores cívicos de la Dirección de Derechos Humanos.                                                                                

Desde la implementación de este modelo comparecen de 150 hasta 200 personas detenidas diariamente durante los fines de semana, según se indicó.                                                                                

Inapropiado: alcalde y secretario de Seguridad                                                                                

Al ser cuestionado sobre el tema, el presidente municipal dijo que el modelo no le parece conveniente pero que será analizado.                                                                                 

“Vamos a darle el beneficio de la duda, todavía hay que ver, tenemos que acatarlo pero vamos a ver qué tantos beneficios tiene, yo todavía no estoy tan convencido”, mencionó.                                                         El secretario de Seguridad Pública Municipal, César Omar Muñoz Morales, consideró que el nuevo reglamento no fue diseñado como se requiere, por lo que será necesario adecuarlo a las condiciones de esta ciudad.                                                                                

“El modelo se lo trajeron de una ciudad pequeña, entonces aquí, aparte de ser una ciudad grande es más conflictiva con los temas de faltas administrativas; lo vamos a ir puliendo para poder llevarlo a cabo”, detalló el funcionario.                                                                                

Entre las desventajas señaladas está la ejecución de audiencias para cada falta administrativa y que los uniformados duren entre seis y ocho horas para poner a disposición a una persona, lo que implica que el policía no patrulle las calles durante ese tiempo; anteriormente, si un agente detenía a un ciudadano, levantaba el documento y demoraba 15 minutos.                                                                                

Derechos Humanos lo avala                                                                                

Eduardo Sáenz Frías, visitador titular de la CEDH en la ciudad, consideró que este nuevo modelo ayuda a evitar que se cometan detenciones arbitrarias.                                                                                

“Si bien puede hacer tortuoso y lento el procedimiento, también es cierto que a los ciudadanos les da certidumbre y confianza de que hay claridad en la imputación que se les está realizando”, señaló.             Destacó la importancia de que las personas detenidas puedan hacer valer sus argumentos y derechos ante un juez y, en su caso, que este último esté en posibilidades de dictar una determinación basada en el análisis a una imputación y argumentos de la defensa.                                                                                

Sáez Frías agregó que, aunque esto implicará la aplicación de más recursos con los que quizá no se cuente, es necesario que la institución transparente las situaciones planteadas y con ello se garantice el respeto a los derechos humanos de los detenidos.