Estado

Hay 90% de analfabetismo en poblados de la sierra

Del 1 de octubre del 2016 al 31 de agosto de 2019, un total de 23 mil 132 personas han sido alfabetizadas

Carlos González/El Diario
domingo, 08 septiembre 2019 | 15:42

Chihuahua.- Comunidades de Guadalupe y Calvo presentan niveles de hasta el 90% de analfabetismo y lo mismo sucede en otros municipios serranos, por lo que las cifras oficiales y la supuesta bandera blanca están alejadas de la realidad, afirmó Isela González Díaz, presidenta de la organización Alianza Sierra Madre, en el marco del día internacional de la Alfabetización.

Cifras oficiales indican que en el estado hay 500 mil chihuahuenses con rezago educativo y que el 1.3 por ciento de la población total no sabe leer ni escribir. 

Isela González Díaz dio a conocer que un informe de desarrollo humano de los pueblos indígenas, publicado en el 2000 y actualizado en el año 2006, indica que de la población indígena, solamente el 70 por ciento tiene acceso a la educación. 

Detalló que la gran mayoría de los habitantes de esas comunidades de Guadalupe y Calvo como Choréachi, Coloradas de la Virgen y muchas otras de la región de Baborigame aún no saben leer y escribir, situación que se replica a lo largo de la sierra. 

La activista mencionó que los servicios educativos y de salud en la Sierra Tarahumara se han concentrado sólo en las zonas de mayor densidad poblacional y en las cabeceras municipales. “Hay cientos de comunidades que no cumplen con esos requisitos; son rancherías en las que viven de 1 a 5 familias que son abandonadas por los programas educativos”. 

Refirió que ni al Gobierno del Estado ni a la federación les ha interesado construir planes de alfabetización con un enfoque diferenciado por las condiciones étnicas y geográficas. La presidente de Sierra Madre, resaltó que el Estado tiene la obligación constitucional de garantizar la educación para todos los chihuahuenses, independientemente del lugar en el que habiten, situación que no ha sido cumplida a cabalidad.

Finalmente, explicó que se trata de una situación histórica en esa región de la entidad, por lo que pidió una mayor atención para que en poco tiempo logren salir de los grandes rezagos con los que se cuenta, no solo en educación, sino en salud, apoyos e infraestructura. 

Por su parte Eberto Javalera Lino, director General del Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (Ichea), señaló que en Ciudad Juárez hay un 2% de analfabetas, cifra que se mantiene debido al número poblacional y a migrantes nacionales y extranjeros que llegan de manera constante de varios estados del país en busca del sueño americano.

El funcionario federal dio a conocer que del 1 de octubre del 2016 al 31 de agosto de 2019, un total de 23 mil 132 personas han sido alfabetizadas en el estado, gracias al apoyo de los asesores voluntarios.

En este año, de enero al 31 de agosto, el instituto ha alfabetizado a 3 mil 888 personas mayores de 15 años que no sabían leer y escribir, situación que les ha ayudado a mejorar sus condiciones de vida. 

Para todo el estado se llevan a cabo barridos en las zonas de mayor vulnerabilidad, para explicar a las personas los beneficios de aprender a leer y a escribir y aunque dijo que son pocas las personas que aún no saben hacerlo en las zonas urbanas, en la sierra y en comunidades rurales sí aumenta el número de atención. 

Javalera Lino refirió que el principal problema al que se enfrentan es la falta de presupuesto, debido a que del total de los recursos destinados para la educación, alrededor del 1% se destina para la educación de los adultos, aunque la situación geográfica también ha sido una situación complicada, “no es lo mismo ir a una comunidad que está a 20 minutos de la ciudad de Chihuahua, que hacerlo a una que se encuentra en el mismo lapso de tiempo, pero en Batopilas”, dijo. 

Añadió que en el caso de los migrantes, se atienden entre nacionales y extranjeros a 800 personas, principalmente en Ciudad Juárez, por lo que el apoyo que brinda el Ichea se lleva a los refugios y a las zonas rurales en donde una gran parte de ellos trabaja como jornaleros. 

En el caso de los migrantes extranjeros, aunque se inicia un proceso con quienes aceptan y llevan un mayor tiempo en el estado, la mayoría solo está de paso y no hay un seguimiento real. 

Otra de las acciones que el Ichea lleva a cabo es a través del Modelo para la Vida y el Trabajo, (Mevit) dirigido a todos los sectores de la población que deseen seguir estudiando y que por alguna razón no han podido conseguirlo. 

Destacó que la certificación de los conocimientos de las personas es otra de las estrategias para brindarles un impulso, “hay gente con conocimientos muy amplios en el tema del campo u otras áreas; saben más que cualquier otra persona, incluso profesionista, por lo que es necesario que ese conocimiento sea certificado y que le ayude a acceder a mayores oportunidades”. 

La Unesco proclamó el 8 de septiembre como “Día Internacional de la Alfabetización”, por lo que el Ichea tendrá varias actividades, entre ellas, mesas de lectura con las personas que acaban de aprender a leer y escribir o que se encuentran en ese proceso