Estado

Hay más de 5 cuerpos en tiro de mina

Hallan identificación de joven desaparecido en la Desarrollo Urbano

De la Redacción/El Diario
jueves, 14 noviembre 2019 | 11:14

Chihuahua.- La cantidad de ropa hallada junto a los restos óseos en el tiro de mina de Santo Domingo el pasado fin de semana, correspondería a más de 5 personas ya que en el lugar se encontraron varios pares de zapatos de diferentes colores, tenis, huaraches, calcetines, un suéter de color negro, shorts, pantalonera, playeras e incluso pantalones de mezclilla.

Todo ello de tallas grande y extra grande y de marcas reconocidas como: Aeropostal, Polo, Abercrombie y  Nike. Pero además, dichos restos, entre los cuales se podría encontrar los de Antonio M. L., y Luis Martín P. L., están “separados”, por lo que, según fuentes al interior de la Fiscalía, las víctimas podrían haber sido mutiladas y/o desmembradas.

En el punto del hallazgo, ubicado a 250 metros de profundidad entre las comunidades de San Antonio y Santo Domingo, en el municipio de Aquiles Serdán, al sureste de la capital, se encontró también una identificación que presuntamente pertenece al joven Antonio M. L., de 18 años de edad, quien desapareció en la colonia Desarrollo Urbano el pasado 11 de julio, y casquillos calibre .9 y .40 milímetros.

El material óseo junto con el resto de la evidencia fue descubierto luego de un rastreo realizado por personal de la dirección de Servicios Periciales, en conjunto con elementos de la Cruz Roja Mexicana el pasado sábado 9 de noviembre.

Los socorristas tuvieron que descender un cuarto de kilómetro para dar con los restos humanos, cincuenta metros más abajo del punto donde se localizaron los restos de Ivannia Perea en el pasado mes de agosto.

El tiro de mina, que ha sido punto de inhumación clandestina de 18 cadáveres en menos de un año, tiene 800 metros de profundidad en 16 niveles de 50 metros cada uno, de acuerdo con la versión de trabajadores dedicados a la exploración minera.

Actualmente se encuentra cerrado y ha dejado de producir desde hace años. El camino para llegar hasta allí se extiende a lo largo de 8 kilómetros de terracería; es de poco tránsito y difícil acceso debido a que sólo circulan algunos empleados de las empresas mineras instaladas en el lugar en camiones de trabajo.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado, los restos humanos se encuentran en estado de descomposición y será necesario la práctica de diversas pruebas de antropología y genética para lograr su identificación.

Ivannia y Luis Martín P. L., fueron privados de la libertad en el exterior de su domicilio en la colonia Jardines Universidad y se los llevaron a bordo de sus propios vehículos.

Tras casi un mes de búsqueda, el viernes 16 de agosto de este año, se dio un primer hallazgo de restos humanos en ese mismo sitio, logrando identificar a Ivannia, pero no así a su padre a pesar de que en un principio se dijo que se habían encontrado credenciales que identificaban a los dos.

En cuanto a Antonio M. L., fue visto por última vez la tarde del pasado jueves 11 de julio después de salir de su casa ubicada en la calle Oviedo Baca de la colonia Desarrollo Urbano, al sur de la ciudad.

Se sabe que Antonio tiene un tatuaje en la mano izquierda, según las pesquisas publicadas por la Fiscalía estatal. Por su parte, Luis Martín P. L., tenía tatuajes en ambos brazos, por lo que, según expertos en el tema, dichas marcas podrían convertirse en una vía para su identificación.

Descomposición de cuerpos en interior de minas puede acelerarse por el calor: geólogo

Por cada 100 metros de profundidad la temperatura aumenta 3 grados centígrados.

Los cuerpos humanos depositados en un tiro de mina se destruyen de manera natural, casi de la misma forma que lo hace en la superficie, señaló Rodrigo de la Garza, ingeniero geólogo y especialista en aguas subterráneas.

Dijo que la diferencia estriba en que la temperatura aumenta por lo menos tres grados centígrados por cada cien metros que se descienda al interior de la tierra lo que acelera el proceso de descomposición.

“Los cuerpos se van destruyendo de manera natural. Si es un tiro de mina, tiene acceso al oxígeno y al medio ambiente en general igual que en la superficie. Los cambios se dan en función del clima del lugar y de la presencia de los organismos que existan allí. No es lo mismo en la sierra que en la selva. El gradiente geotérmico aumenta 3 grados por cada cien metros y eso incide en la descomposición”.

Abundó en que a 250 metros de profundidad, donde se encontraron los cuerpos dentro de la mina en Santo Domingo, en la montaña se topa en una primera parte rocas sedimentarias y posteriormente rocas ígneas, estas últimas son las encargadas de mineralizar a las primeras. En el caso de los yacimientos minerales, lo primero que se encuentra son sulfuros y posteriormente óxidos; sin embargo, es el oxígeno y elementos como los hongos los que ocasionan la descomposición.

El tiro:

- 200 metros hallaron a Ivannia

- 250 mts encuentran más cuerpos

- 800 metros de profundidad

- 16 niveles de 50 metros cada uno

- Localizaron 18 cadáveres en menos de un año