Estado

'Hay salto forzado al uso de la tecnología', afirma catedrático de la UACh

La pandemia ocasionó incluso que generaciones que estaban reacias al uso de nuevos dispositivos tuvieran que adoptarlo

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

jueves, 21 mayo 2020 | 23:00

La contingencia generada por el coronavirus a nivel mundial trajo consigo el cambio de la vida cotidiana para mudarse en muchas actividades a una realidad virtual, dada la necesidad de aislamiento de la población para evitar contagios, sin embargo también descubrir nuevos métodos de trabajo, esparcimiento, comunicación e información con el uso del internet. 

Miguel Ángel López Santillán, coordinador de Tecnologías de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh), explicó que conforme avanzaban las nuevas generaciones el uso de la tecnología era paulatino, pero la pandemia sanitaria obligó a quienes estaban reacios a utilizarlas, comenzar a probar y formar parte de una vida en el que forman parte del día a día.

En la experiencia con respecto al ámbito educativo, reconoció que las plataformas para el uso de videoconferencias o trabajos en línea no son nuevas, sino que tenían varios años en funcionamiento pero no se había dado la oportunidad de utilizarlas al nivel actual, que prácticamente se volvió una necesidad para continuar con los programas de la institución. 

Destacó que la resistencia al cambio fue favorable, ya que muchos usuarios, especialmente maestros con décadas dedicados a la docencia, tenían muchas inquietudes, pero más que nada era por el desconocimiento, ya que una vez experimentado el modo de impartir las clases notaron ciertas ventajas y facilidades. 

“Sí es un proceso de adaptación entre los usuarios, no todos estaban acostumbrados, aun cuando ya se tenían herramientas como las videoconferencias. No es que el virus haya sido el causante de aprovechar las tecnologías, sino más bien el obligar a tener comunicación y hacer operaciones desde la casas, lo que originó que muchas personas comenzaran a ver los beneficios, como era el restar el tiempo, poder convivir más con la familia, el organizarse mejor y bueno, quienes tienen el acceso, pueden estar ahora sí como dicen un 24/7”, platicó el especialista en tecnologías. 

En cuanto a la dependencia de la tecnología, dijo que una vez que acabe la cuarentena y la gente pueda volver a las actividades de antes, será decisión personal de cada individuo, pero sí es importante reconocer que son herramientas, extensiones para mejorar la vida de las personas, no para sustituirla. 

Manifestó que estos meses fueron decisivos para que instituciones educativas, gobiernos, iniciativa privada, organizaciones y sociedad en general, descubrieran los beneficios de poder realizar actividades a distancia, facilitar la vida con la tecnología y maximizar el tiempo, así como crear nuevas estrategias de desarrollo. 

Pronosticó que difícilmente se dejará de utilizarlas cuando se supere la contingencia, ya que al comprobar los beneficios, se regresarán a las actividades presenciales pero podría darse un nuevo paso en el uso de estas herramientas. 

Consideró que la principal evolución será en materia de seguridad de la integridad de los ciudadanos, la financiera, identificación, datos personales, comprobación y la comunicación. 

Un ejemplo será el que los sistemas pueden reconocer al usuario para una transacción bancaria sin necesidad de que la persona acuda físicamente al banco y ponga en riesgo su vida, pero también que tenga la seguridad de reconocimiento con voz, huella, rostro, movimiento, a fin de no ser víctima de algún robo cibernético. 

Un punto importante fue que debido al “boom” que generó estar en cuarentena y utilizar la red para comunicarse, estudiar, comprar, vender, aprender, fue que por una urgencia de salud, las personas deberían estar en casas y el acceso a la red, a las tecnologías ha sido fundamental, por lo que en el futuro deberá plantearse como una necesidad básica al igual que la luz eléctrica, razón por la que podrían plantearse políticas públicas a fin de que pueda llegar a todos los rincones. 

Los cambios más notorios a nivel local fue en la educación, que al menos en el nivel superior, las instituciones plantearon plataformas para clases en línea, el uso de redes sociales, las videconferencias y constante comunicación entre alumnos y maestros. 

En el ámbito empresarial, ha sido fundamental para continuar con las actividades económicas, al menos las que no cesaron, principalmente en información, proyección, estrategia de mercado más enfocado por medio de la red para llegar a los consumidores. 

Para los gobiernos fue decisivo, especialmente por transmitir sus mensajes en redes sociales y medios de comunicación de las acciones y prevenciones con respecto a la pandemia, además de incursionar en los trámites en línea, pagos y retribuciones. Se tuvieron sesiones públicas en el Congreso del Estado para transmitidas en redes, además de que el Ayuntamiento de Chihuahua realizó de manera histórica, la primera sesión de cabildo totalmente en videoconferencia con todos sus miembros y los acuerdos válidos. 

La cultura, el turismo, el entretenimiento y deporte, también se vio afectada por que dependían enteramente de la presencia de las personas, por lo que fomentar actividades en redes sociales, exhibiciones, videos, transmisiones, ha sido todo un acontecimiento. 

Incluso el mensaje religioso se mudó a las plataformas, ya que ahora hay páginas que ofrecen sus ceremonias como las misas en línea y los clérigos dan la misma importancia para quienes participan, escuchar y ven la transmisión como si fuera presencial, debido a que lo relevante es la fe. 

Aunque desde hace algunos años, ya existían las compras en línea, plataformas para pedir comida, servicio de chofer, de vender a través de la red, pagos de servicios y trámites, fue en estos meses cuando mucha gente que no estaba acostumbrad comenzó a utilizarlas al ser herramientas muy fundamentales.