Estado

Identifican a políticos como principales actores de la movilización en La Boquilla

"Hay una campaña de desinformación y manipulación en conflicto del agua", afirma Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública

El Diario

Gisela Reyes, corresponsal/El Diario

miércoles, 09 septiembre 2020 | 17:55

CDMX. Gisela Reyes. La Fiscalía General de la República tendrá que deslindar responsabilidades y actuar conforme a derecho. Los órganos competentes tendrán que dirimir qué ocurre con las personas identificadas como incitadoras de movilizaciones violentas, dijo en conferencia conjunta Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública respecto a los hechos ocurridos la noche de ayer en Chihuahua.

“Existen imágenes en donde estos personajes repartieron entre agricultores palos, alcohol y bombas molotov para incitar a la violencia”, aseguró Méjía.

Acompañado de Blanca Jiménez, directora general de Conagua, y Roberto Velasco, director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, identificó mediante una gráfica a los principales actores de la protesta en la presa La Boquilla que derivó en un enfrentamiento entre agricultores y elementos de la Guardia Nacional.

Entre ellos se encuentran José Reyes Baeza Terrazas, Fernando Baeza Terrazas, exgobernadores del estado; Salvador Alcántar Ortega, líder de la Aurech; Arturo Zubia Fernández, alcalde de Camargo; Abel González Hernández, director de Desarrollo Rural y Económico del Ayuntamiento de Saucillo; Jaime Ramírez Carrasco, alcalde de San Francisco de Conchos; Adolfo Herrera, alcalde de La Cruz; Jorge Aldana Aguilar; José Francisco Ramírez Licón, alcalde de Rosales; Mario Mata, diputado federal del PAN, y Gustavo Madero, senador del PAN.

Mejía denunció que hay una especia de huachicol del agua; se ha aprovechado el recurso hidráulico para tenerlo no como si fuera propiedad de la nación, sino como la propiedad de un conjunto de políticos y gente que ha medrado con su uso, dijo.

Aseguró que durante meses la Conagua ha buscado una solución y lamentablemente dijo, siempre se encontró con una negativa de diversos actores políticos.

“No es que les falte el agua a los agricultores, los han engañado con ese discurso; la realidad es que no quieren que la federación defina la política de aguas”, aseguró.

Por su parte Blanca Jiménez, directora general de la Conagua, lamentó los “terribles hechos” ocurridos el día de ayer en el que hubo pérdidas humanas. “Es una situación que nos preocupa, es una situación que no debería de haber pasado”.

Insistió en que los agricultores de Chihuahua van a contar con el agua suficiente para el riego agrícola y que para el ciclo siguiente, a pesar de los movimientos realizados, permanecerá agua en las presas, además de los pozos que se encuentran también en la región.

“Todo el mundo ha contado con el agua y solo resta por entregar un 10 por ciento del agua de la Boquilla para el Distrito de Riego 05 y algunas unidades de esa zona”, aseguró Jiménez.

Explicó que el agua se saca de Chihuahua porque el agua de dicha zona es de un río internacional tributario, el Río Conchos es el que aporta el 54 por ciento del volumen con el que cuenta el Río Bravo, entonces “Chihuahua paga más, aporta más porque es el que tiene más. El que tiene menos aporta menos”.