Impugna Duarte su expulsión del PRI

Promueve juicio para la protección de sus derechos político-electorales

Pavel Juárez/El Diario
miércoles, 20 febrero 2019 | 05:45

Ciudad Juárez.- El exgobernador chihuahuense César Duarte Jáquez promovió ayer un juicio para impugnar su expulsión del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hasta ahora ninguno de los exgobernadores y correligionarios suyos expulsados del mismo partido había recurrido a este instrumento legal para conservar sus derechos políticos.

Su acción fue considerada como “lamentable” por el dirigente estatal del tricolor, Omar Bazán Flores.

La impugnación fue promovida mediante un juicio ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife), por medio de su abogado Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana. La demanda se radicó bajo el número de expediente SUP-JDC- 23/y 2019 y se ordenó que fuera turnada al magistrado Indalfer Infante González, de acuerdo con la cédula de notificación de la Secretaría General de Acuerdos del Trife.

“Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana, en su carácter de apoderado legal de César Horacio Duarte Jáquez, promueve juicio para la protección de los derechos político electorales del ciudadano, a fin de impugnar la expulsión definitiva del último de los referidos como militante del Partido Revolucionario Institucional”, dice el documento.

Bazán Flores lamentó que el exgobenador “esté litigando en tribunales su desincorporación del padrón de militantes del partido, el caso no tiene efectos positivos ni para él ni para el PRI”. Dijo que el Consejo Político del partido no ha sido notificado por el Trife y confió en que la expulsión de Duarte Jáquez será ratificada por el órgano judicial electoral.

“La resolución de la Comisión reúne todas las determinaciones jurídicas, pero somos respetuosos del marco de las leyes y seguiremos el proceso como tal”, aseguró.

Duarte, considerado prófugo de la justicia y acusado de peculado por autoridades estatales y federales, fue expulsado del PRI por haber transgredido los estatutos de ese partido durante su gestión como mandatario el pasado 25 de enero.

Antes, en octubre de 2018, la Comisión Nacional de Justicia Partidiaria del PRI resolvió aprobar el dictamen que confirmó la suspensión cautelar de derechos políticos como militante al exgobernador, de acuerdo con el expediente CNJPPS- CDMX-258/2016.

La Comisión resolvió, por unanimidad, retirar precautoriamente todos los derechos partidiarios al exmandatario, luego de que se cumplieron los tiempos y éste no compareció ante la autoridad que lo reclama.

La autoridad electoral requirió a la Comisión Nacional de Justicia Partidiaria y al Consejo Político Estatal del partido en Chihuahua para responder a la demanda de impugnación interpuesta por Duarte Jáquez.

“Se les apercibe, que de no cumplir en tiempo y forma lo requerido, se les impondrá una medida de apremio”, señala el documento.

En caso de que la Comisión no responda, las sanciones irían desde un apercibimiento, una multa de hasta cinco mil veces el salario mínimo hasta el arresto por 36 horas, de acuerdo con los artículos 32 y 33 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Duarte Jáquez cuenta con 11 causas penales en su contra por presuntos actos de corrupción y delitos electorales. La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene abiertos 10 expedientes por los que ha girado ordenes de aprehensión contra el exmandatario y excolaboradores por desvío y disposición indebida de mil 200 millones de pesos.

La FGE y la Consejería Jurídica han logrado obtener el embargo precautorio de 10 bienes inmuebles pertenecientes a Duarte y otras cuatro propiedades en manos de prestanombres. La Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales también tiene una causa penal en su contra por el probable desvío de 79 millones de pesos de la nómina estatal para entregarlos al Comité Directivo Estatal del PRI durante la campaña electoral federal del 2015.