Estado

Influencia del narco y violación a derechos, entre las causas de la migración forzada

Provincias jesuitas de México y Centroamérica presentan análisis

Agencia Reforma / Migrantes caminan rumbo al norte de México

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 13 septiembre 2021 | 14:41

Ciudad Juárez— Las provincias jesuitas de México y Centroamérica externaron su preocupación por las causas que dan origen a la migración forzada, por lo que a través de un análisis formularon propuestas, reconociendo que la complejidad de la situación obliga a la colaboración y solidaridad entre países, sectores, organizaciones y personas.

La influencia del narcotráfico y el tráfico de armas, la inseguridad, militarización y sistemática violación de los derechos humanos forman parte de las causas de la migración detectadas en el análisis que presentará hoy la organización de manera virtual.

El diagnóstico titulado “Postura de la Compañía de Jesús en México y Centroamérica ante las Migraciones Forzadas” también destaca la desigualdad de oportunidades para el desarrollo humano pleno asociado a un modelo económico, la desilusión hacia los procesos democráticos existentes y que se asocian a un modelo de Estado, y la deficiencia de los sistemas tributarios y de protección social.

Ante esta complejidad de factores desarrollaron una serie de propuestas, no sin antes advertir que “la atención de estas y otras causas no exime la responsabilidad de atender las necesidades inmediatas de ayuda humanitaria, asesoría u orientación legal y atención psicológica”.

Entre las propuestas destaca que los estados emprendan un cambio tributario que reduzca la desigualdad y los privilegios, y se encaminen a aumentar la productividad y mejorar el gasto público.

Señalaron que es necesario que se fortalezca a las micro y pequeñas empresas, un mercado común centroamericano y mercados locales de alimentos, y que se promueva empleo decente y el acceso a tierras, recursos e infraestructura.

Destacaron que la universalización de la educación, la salud, el agua y el saneamiento también son políticas que se deben implementar con miras a asegurar el bienestar.  

El documento advierte que también se deben fortalecer las fiscalías y los organismos electorales y promoverse la construcción de puentes entre las élites y las bases, así como es necesaria la promoción de modelos de seguridad ciudadana, el establecimiento de rutas para una migración regular, el abordaje de las causas de la violencia y programas dirigidos a las juventudes son algunas de las alternativas ofrecidas ante la mencionada crisis de violencia.

Son acompañantes

Los jesuitas acompañan a personas migrantes y refugiadas en la zona de México y Centroamérica desde 1980. Desde el 2001 en México se creó el Servicio Jesuita a Migrantes y en el 2017 se reactivó el Servicio Jesuita a Refugiados para atender la frontera sur y en el presente año se inició un proyecto en la frontera norte.

En Centroamérica se articulan diversas instancias que hacen parte de la Red Jesuita con Migrantes en la región. (Hérika Martínez Prado)