Estado

Inmóvil, FGR ante crimen organizado

Investigaciones contra cárteles permanecen en ceros; critican organizaciones trabajo de la delegación estatal

Sandra Rodríguez/ El Diario de Juárez

sábado, 18 julio 2020 | 09:20

Ciudad Juárez.- La delegación estatal de la Fiscalía General de la República (FGR) no sólo no inició carpetas de investigación por delincuencia organizada en el estado de Chihuahua entre enero y mayo pasados, sino que el 61 por ciento de su trabajo en delitos contra la salud fue por posesión ilegal de drogas.

De acuerdo con el reporte de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en esos primeros cinco meses del año los agentes de la FGR en esta entidad fronteriza iniciaron 195 carpetas de investigación por ilícitos contra la salud; 119 de ellas por el de posesión, que la fuente especifica incluye “consumo”.

Otros delitos muestran expedientes en cantidades menores, como 12 casos por transporte, 15 por tráfico, 10 por narcomenudeo y sólo uno por producción.

La estadística de indagación contra la delincuencia organizada –crimen con el que el Gobierno estatal vincula la mayoría de los asesinatos– permaneció en ceros en el mismo período.

La FGR no respondió a solicitudes de información sobre los datos, pero integrantes de organizaciones de la sociedad civil que analizan el comportamiento criminal en Juárez indicaron que las cifras reflejan el pobre trabajo de investigación de esa dependencia.

Isabel Sánchez, coordinadora en Juárez de la organización civil Mesa de Seguridad, explicó que el volumen de los delitos de posesión representan los arrestos por parte de las autoridades municipales y estatales, que aún remiten al Ministerio Público federal a detenidos en flagrancia con diversas cantidades de estupefacientes.

Pero el resto de los ilícitos, agregó Sánchez, requieren investigación, y por eso se presentan en cantidades menores.

“La Federación no está haciendo su trabajo en lo que le corresponde a investigación y captura de gente relacionada con delincuencia organizada, y está nada más dejando que los estados y municipios se encarguen de los narcomenudistas”, dijo.

“Pero como no es de jurisdicción local la delincuencia organizada, sólo están agarrando a narcomenudistas de pequeña escala, no se están yendo contra aquellos que son de gran escala ni siquiera en lo que es lavado de dinero, y es lo que hemos reclamado en la Mesa por muchos años (… ) una falta absoluta de la Federación en estos asuntos, especialmente de la FGR”, señaló.

La estadística disponible muestra también que, en 2019, el Ministerio Público federal inició 576 indagatorias por delitos contra la salud, 320 de ellas (un 55 por ciento) por posesión; 79 expedientes fueron por narcomenudeo, otros 36 por producción, 28 por transporte y 12 por tráfico, entre otros ilícitos.

En 2018, de 417 expedientes por este tipo de casos, 218 fueron por posesión (52 por ciento), 48 por narcomenudeo, 20 por producción, cuatro por transporte y ninguno por tráfico.

La misma estadística agrega que las últimas indagatorias por delincuencia organizada en el estado se realizaron en 2019, cuando se anotaron cinco carpetas. Sólo una fue iniciada en todo 2018.

Esto, aun cuando de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, los asesinatos en la entidad –más de 8 mil en la presente administración estatal– han sido perpetrados por integrantes de la delincuencia organizada.

“Se requiere la investigación profunda del crimen organizado para poder desactivarlos (a los generadores de violencia)”, dijo recientemente el fiscal estatal, César Augusto Peniche.

“De tal manera que si nosotros seguimos atacando las consecuencias, lamentablemente no vamos a poder erradicar esta problemática”, agregó el funcionario.

Diana Chavarri, directora en la Zona Norte del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec), hizo notar que las estadísticas de la FGR no coinciden con el problema criminal de la ciudad.

“En una frontera como la nuestra, los registros relacionados con delitos distintos a la posesión no parecen reflejar la realidad, que es por mucho más cruda por la presencia del crimen organizado en Ciudad Juárez”, dijo.

“El hecho de que los registros por comercio, suministro y tráfico sean muy bajos implica que no se está haciendo suficiente labor de investigación”, agregó.

Desde junio pasado, este medio reportó que la estadística oficial indicaba que, entre enero y abril de 2020, la delegación de FGR en Chihuahua no había registrado el inicio de carpetas de investigación por delitos previstos en la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, como en cambio sí lo habían hecho las representaciones de esta dependencia federal en estados como Sonora, Sinaloa o Tamaulipas –entre otros–, con diferentes cantidades de expedientes cada una.