Estado
Ciudad Juárez

Internos del CERSAI golpearon y mandaron al hospital a un custodio, denuncian

Unos 20 empleados del Centro Estatal de Reinserción Social para Adolescentes pararon labores por la falta de garantías para realizar su trabajo

Tomada de internet

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 19 marzo 2021 | 14:30

Ciudad Juárez— Unos 20 empleados de custodia del Centro Estatal de Reinserción Social para Adolescentes Infractores (CERSAI) 3, dejaron de laborar esta mañana en protesta por la falta de garantías para realizar su trabajo.

Dos custodios, que pidieron la reserva de su identidad, denunciaron que han sido amenazados y golpeados por un grupo de internos, procesados por delitos de homicidio, quienes gobiernan y dan órdenes al interior del centro correccional.

'Tienen el control del penal, el director los solapa y les permite usar teléfonos celulares con los que se comunican al exterior', comentó un custodio.

El miércoles pasado, uno de los 58 internos golpeó por la espalda y de manera sorpresiva a un policía procesal al que mandó al hospital, y el director, Martín Porfirio Reyes Magdaleno, les pidió que no hicieran mayor el problema, no aplicó sanción para el agresor, denunció. 

Tras recibir una respuesta negativa a la petición para que se castigara al Interno, que es generador de violencia dentro del CERSAI, además de que no se informó del hecho a la FGE, los custodios decidieron protestar y no trabajar esta mañana. 

Demandan una revisión a los protocolos de seguridad y que sea relevado el director, porque está coludido con los grupos delictivos que mandan dentro del CERSAI.

El Diario buscó al secretario de Seguridad Pública Estatal, Emilio García Ruiz, quien reconoció la existencia de inconformidad en algunos custodios, sin embargo, dijo que ya se había normalizado la situación y los guardias estaban trabajando de manera normal.

Comentó que todo se deriva de un interno que agredió a un custodio, mismo que lo sorprendió usando un aparato móvil de comunicación, el cual quedó asegurado. 

Señaló que el área de Control Interno ya investiga la forma en que ingresó el teléfono celular y a personal de custodia.