Estado

Interponen denuncia contra policía municipal de Guadalupe y Calvo

Le propinó unas cachetadas, la arrojó al suelo produciéndole lesiones en la cara y la amenazó

De la Redacción

viernes, 12 febrero 2021 | 16:43

Guadalupe y Calvo. - Una joven de 18 años de nombre Flor Isela G, habitante del municipio de Guadalupe y Calvo, interpuso ante el agente del ministerio público una denuncia en contra de una mujer quien se desempeña como policía municipal de dicha población.

Lo anterior, según expone se debe a que la elemento de nombre Alma L el día domingo 07 de febrero tras una detención, le propinó unas cachetadas, la arrojó al suelo produciéndole lesiones en la cara, la amenazó diciéndole que la iba a “tablear” e inclusive le quito una cadena que hasta la fecha no se le ha entregado.

Aunado a lo anterior, la oficial posteo una publicación en redes sociales donde la exhibe esposada y dormida en la oficina de la comandancia del municipio serrano.

Según relatos de la joven, los hechos sucedieron luego de que el pasado domingo cerca de las 21:00 horas se encontraba dando la vuelta en un vehículo junto a 3 de sus amigos que residen en el rancho Robertón.

Posterior a ello, al llevar la música a todo volumen sobre la comunidad de tierra blanca sin recordar el lugar exacto al reconocer que andaba ebria, dos patrullas le marcan el alto y les solicitan descender de la unidad.

Los agentes les notificaron que quedarían detenidos por alterar el orden en la vía pública, quedándose la joven de 18 años dormida en la caja de la patrulla, por lo que al llegar a Guadalupe y Calvo les retinen por un tiempo en la oficina de la comandancia.

Seguidamente, le retiraron sus pertenencias, a su vez solicitó junto a su amiga una llamada la cual le fue negada y justo al transitar por el pasillo de camino a la celda, la policía comenzó con la agresión antes señalada.

Fue hasta el siguiente día al despertar por la mañana cuando se percató de rastros de sangre en su cara, permaneciendo así hasta alrededor de las 15:00 horas.

Tras el pago de la respectiva multa, la dejaron libre, sin embargo no le fue devuelta una cadena, un cinto y a su amiga un teléfono celular.

Así mismo, según informó que la agente subió una fotografía a las redes sociales donde la exhibe esposada y dormida sobre una de las sillas e inclusive en malas condiciones.