Estado
Se llevó Fiscalía el cuerpo 12 horas

Investigan homicidio en muerte de duartista

José Lázaro Joaquín López Ramírez falleció en el Hospital Central por Covid-19 según su certificado de defunción

Bernardo Islas/El Diario

domingo, 30 agosto 2020 | 08:59

Chihuahua- La jueza de Control María Alejandra Ramos Durán interpuso una denuncia por homicidio tras la muerte de José Lázaro Joaquín López Ramírez en el Hospital Central, y quien, según su certificado de defunción, falleció por Covid-19, lo que originó una investigación y un enfrentamiento entre la familia y la Fiscalía del Estado.

La noche del pasado viernes, luego de la pelea por el cuerpo que se dio en el funeral en el que velaban a Joaquín López Ramírez, quien estaba preso en el Cereso acusado por peculado, la Fiscalía estatal se llevó el cadáver por más de 12 horas para hacerle una necropsia, como parte de la investigación por la denuncia de homicidio, dijo el abogado defensor del difunto, Agustín Marván.

Agregó que el cadáver se lo llevaron desde la noche del pasado viernes 28 de agosto y fue entregado a la familia ayer por la tarde, a pesar de que ya se tenía un acta de defunción, en la cual se establecía las causas del fallecimiento por Covid-19.

Recordó que desde el viernes por la tarde los agentes de la Fiscalía acudieron al Mausoleos Luz Eterna con la intención de llevarse el cuerpo de José Joaquín, exdirector del Fideicomiso para el Desarrollo de las Actividades Productivas de Chihuahua (Fideapech); sin embargo, el personal del lugar y familiares se lo impidieron.

Asimismo, mencionó que más tarde un médico del Servicio Médico Forense (Semefo) intentó tomar muestras de sangre al cadáver de José Lázaro, pero tampoco se le permitió, sin embargo, ya por la noche llegaron con un oficio dirigido a Mausoleos para que entregaran el cuerpo.

Agustín Marván dijo que fue la manera en la cual pudieron llevarse los restos de José Lázaro, a pesar de que la esposa de este último se negara, pero finalmente lograron trasladarlo a las instalaciones de Semefo para realizarle la necropsia.

Después de más de 12 horas de que la Fiscalía se llevó el cuerpo de José Lázaro Joaquín, fue regresado a la funeraria en la cual familiares y amigos ya lo esperaban para ser velado y cremado.

Explicó que el resultado de la necropsia realizada por la Fiscalía fue el mismo que en el certificado de defunción entregado al principio: insuficiencia respiratoria aguda y neumonía vital ocasionada por Covid-19.

El exfuncionario del sexenio anterior había solicitado a la misma jueza Ramos Durán que le permitiera continuar sujeto a proceso fuera del Cereso de Aquiles Serdán, pues era considerado vulnerable en la emergencia sanitaria por su edad, y por su padecimiento de hipertensión. La jueza le negó el cambio de medida cautelar solicitada y dos semanas después se infectó.

José Lázaro permaneció enfermo en el hospital del Cereso y fue hasta el martes 25 de agosto por la mañana que se autorizó su salida al Hospital Central, donde falleció el miércoles 26 por la tarde a causa de la infección por coronavirus, según se asentó en el acta de defunción correspondiente.

Tras la entrega del cuerpo a sus familiares, el viernes que estaba siendo velado fue que el Ministerio Público impidió el funeral habitual para llevarse el cuerpo por orden judicial. 

Ministerial intentó intimidar a esposa

Luz María Martínez Robles, esposa de José Lázaro Joaquín L.R, quien falleciera de Covid-19 el pasado miércoles 26 de agosto, negó a la Fiscalía llevarse el cadáver tras una denuncia por homicidio. Cuando el agente del Ministerio Público le dijo que “si no le hacen la necropsia no se autorizará la cremación”, ella respondió que no la intimidarían.

Lo anterior fue grabado durante una llamada telefónica entre Luz María Martínez y el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada de Delitos contra la Vida, en la cual el oficial le pide llevarse el cuerpo de su esposo para realizar una necropsia, debido a que la jueza de Control, María Alejandra Ramos Durán, había interpuesto una denuncia por homicidio y se tenían que realizar los protocolos de investigación.

En este sentido la esposa del finado, José Joaquín, exdirector del Fideicomiso para el Desarrollo de las Actividades Productivas de Chihuahua (Fideapech), le dijo que ya le había hecho una autopsia, realizada por la autoridad oficial, y sin la solicitud de la familia, por lo cual no iba a permitir se tocara el cadáver de su esposo.

Cabe señalar que el acta de defunción con folio 200109943 indica que las causas del fallecimiento fueron insuficiencia respiratoria aguda y neumonía vital ocasionada por Covid-19.

“No quiero que toquen el cuerpo, no entiendo el afán de la juez de pedir una autopsia, si esta ya se realizó, alguna finalidad está persiguiendo; el Cereso y ella fueron los que mataron a mi esposo, sí hay un homicidio y es por negligencia”, recalcó la mujer.

Bastante hemos sufrido en dos años y sobre todo en la última semana, esto por todo el manejo que le dieron; para mí, están violando el protocolo, porque se tiene que cremar el cuerpo antes de 48 horas”, señaló.

Sin embargo, el agente insistía en llevarse el cuerpo, debido a que hay una denuncia por homicidio por parte de la jueza de Control, por lo cual se debe abrir una carpeta de investigación y en su caso realizar una necropsia.

Asimismo, se aclaró a la esposa de José Lázaro que si no se realizaba la necropsia no se le autorizaría la cremación, y por cuestiones de sanidad tampoco podrá ser traslado a otro estado, ya que son los protocolos que se deben seguir.

Por lo anterior, Luz María le contestó que, si pretendía intimidarla para que permitiera llevarse el cuerpo de su esposo, no iba a funcionar, ya que por más de dos años que estuvo apoyando a José Joaquín aprendió cómo le hacen para conseguir lo que quieren.

“Hay algo quieren manipular para poder cuidar a la jueza, al fiscal, están tratando de proteger a alguien, y usted será cómplice de eso (al referirse al agente del Ministerio Público), sé que recibe órdenes, como cualquier otra persona, pero le recomendaría que mida las consecuencias, hasta dónde quiere llegar, porque en su momento así se lo hicieron a los que ahorita están encerrados”, dijo la esposa de José Lázaro.

Agregó que al final, los que acaban pagando son los que siguen las órdenes, por lo cual le pidió al agente del Ministerio Público que valore hasta dónde quiere “embarrarse”, ya que su esposo hizo su trabajo y terminó siendo inculpado.