Estado

Investigan México y EU tráfico de armas

Van tras pistas luego del decomiso de armamento usado en 15 ataques contra agentes estatales

El Diario de Juárez
lunes, 08 julio 2019 | 10:00
Staff/El Diario de Juárez

Ciudad Juárez Desde hace nueve meses la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) de Estados Unidos mantiene una investigación en curso junto con la Fiscalía General del Estado Zona Norte relacionada con el trasiego de armas de fuego de ese país hacia México, confirmó el fiscal Jorge Nava López.

El inicio de esta investigación se dio a partir del decomiso de 22 armas de fuego, cortas y largas, aseguradas por elementos de la Fiscalía el mes de octubre de 2018, con las que grupos criminales realizaron 15 ataques en contra de agentes estatales, en el período de marzo a octubre del año pasado.

Nava dijo que se había compartido información con la ATF para que investigara las compras de estas armas, todas ellas relativamente nuevas. El proceso de investigación está vigente, según se confirmó ayer.

Aparentemente los grupos criminales habrían encontrado la manera de cruzarlas a México por la Aduana Fronteriza de Juárez, dependencia que en 10 años ha reportado el aseguramiento en los puentes de 162 armas, que representan un aproximado al armamento que asegura cada tres meses la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en esta ciudad. 

La Fiscalía se reservó informar si Oficiales de Comercio Exterior (OCES) de la Aduana Fronteriza estarían involucrados en la indagatoria a la que se habría sumado por medios diplomáticos la Fiscalía General de la República (FGR), de acuerdo con los protocolos consulares.

El fiscal Jorge Nava informó que los reportes periciales de las armas aseguradas por los ataques contra elementos de la Fiscalía y Comisión Estatal de Seguridad en el 2018, fueron entregados a la ATF.

Son análisis que se hicieron a rifles de alto poder y pistolas semiautomáticas, donde los números de serie habrían de suponer los lugares de las armerías donde se compraron, según dio a conocer el funcionario.

“Ellos (ATF) investigarán dónde y quién adquirió el armamento en cada caso y qué temporalidad tiene la compra, pero aquí la particularidad que hemos encontrado en la mayor parte de las armas es que son de reciente adquisición”, expuso.

Lamentó que “vemos que no hay ningún control ni procedimientos para regularlo”, en referencia al tráfico de armas transfronterizo.

Los aseguramientos de las armas que dieron pie a esta investigación ocurrieron tras las agresiones contra policías registradas el 16 de marzo, 19 de abril, 2 de mayo, 3 de mayo (dos ataques ese mismo día), 1 de julio, 14 de julio, 1 de octubre, 4 de octubre, 16 de octubre, 17 de octubre, 18 de octubre (también dos ataques), 19 de octubre y 20 de octubre, todas en el año 2018.