PUBLICIDAD

Estado

Investigarán a municipales por abuso vs venezolanos

El hecho ocurrió el pasado miércoles en Catedral

Cortesía / Durante el forcejeo

Araly Castañón/El Diario de Juárez

sábado, 04 marzo 2023 | 14:19

Ciudad Juárez.— La Contraloría municipal investigará a los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que el miércoles pasado detuvieron a tres migrantes en el comedor de Catedral, afirmó el presidente municipal Cruz Pérez Cuéllar. 

El contralor abrirá una carpeta de investigación porque “no fue correcto que entraran a Catedral”, mencionó. 

Dijo que el secretario de la SSPM, César Omar Muñoz Morales, ya habló con el padre Eduardo Hayen, quien es el párroco de Catedral.

“Sin embargo, también el contralor me acaba de informar que se está abriendo una carpeta de investigación por parte del Municipio y queremos recabar toda la evidencia; no fue correcto que entraran a Catedral”, aseguró.

Agregó que luego de esos hechos a los migrantes se les proporcionó atención en el gimnasio municipal ‘Kiki’ Romero.

“Pero independientemente de eso, que obviamente tenemos que cuidar, está que no se debió de haber ingresado ahí y esa parte tiene que investigarse”, aseguró Pérez Cuéllar. A través de un comunicado de prensa, el sacerdote Julio López, secretario ejecutivo de la Dimensión Episcopal de Pastoral de Movilidad Humana, hizo un llamado al presidente Cruz Pérez Cuéllar a establecer protocolos de atención hacia las personas migrantes para que respeten sus derechos humanos y su integridad física y psicológica, y que cese su hostigamiento en los espacios de atención humanitaria, así como que se les deje de criminalizar. 

“Presentaremos las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes y contra quien resulte responsable. Es inadmisible que las autoridades de cualquier nivel de Gobierno ingresen a espacios de atención humanitaria para personas migrantes y violenten dichos espacios, que además son lugares dedicados al culto religioso”, afirmó el religioso. 

Por su parte, el titular de la SSPM informó que tras “asegurar” a tres personas de origen extranjero por cometer una falta administrativa en la zona Centro, se planteó con la Iglesia “una estrecha coordinación para evitar algún incidente en el cual se vean involucradas personas extranjeras que se encuentran en esta ciudad con fines migratorios”. 

Se suma al caso la CEDH

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) inició una queja de oficio por la detención de tres personas migrantes, entre ellas un menor de edad, que realizaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) dentro de las oficinas de la Catedral de Ciudad Juárez el pasado miércoles 1 de marzo. 

“Nosotros levantamos una queja por el evento de la detención. Se abrió queja de oficio por parte de esta Comisión en cuanto a los hechos que sucedieron en donde se dio la detención y la remisión ante el juez calificador correspondiente, al parecer que fue una falta administrativa. Es lo que sabemos. Y por eso nosotros abrimos queja”, informó ayer el primer visitador local, Eduardo Sáenz.

Llamado a los extranjeros

El derechohumanista exhortó además a los extranjeros a acudir ante la CEDH para narrar la tortura que relataron los venezolanos a este medio haber vivido durante las siete horas que permanecieron detenidos en distintas estaciones de Policía. 

De acuerdo con lo relatado por “R”, un venezolano de 30 años de edad, el miércoles él, su esposa y sus hijos de 13 y 15 años de edad salieron del comedor para migrantes ubicado en las oficinas de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe. Dijo que su esposa y sus hijos estaban cerca buscando quién los dejaba lavar su ropa sucia y él estaba sentado en las jardineras de la Plaza de Armas, cuando fue abordado por dos agentes de la Policía municipal. 

Aseguró que cuando le dijeron que lo iban a revisar y cuando se iba a levantar para que le hicieran la revisión, lo tumbaron y le esposaron una mano a las rejas de las jardineras. 

“Ellos vieron que no tenía nada: ‘¡pinche güey, no tiene nada!’, le dijo un policía al otro. Y me soltaron, una vez que me revisaron, me soltaron de las esposas y me dijeron que me entrara (al comedor). Y yo vine y me entré”, pero unos minutos después ingresaron más de una docena de agentes por él. 

Narró que al ver que era detenido, sus hijos trataron de ayudarlo, pero los municipales los golpearon, lo cual fue grabado por otros migrantes, por lo que en las imágenes se observa que los agentes tomaron del cuello y el cabello a los dos menores.

Debido a que la adolescente fue resguardada por otra migrante, sólo lograron detener a los padres y al hijo, quienes aseguraron haber sido torturados física y psicológicamente desde la 1:30 de la tarde hasta que los llevaban en camino para presentarlos ante el juez, lo cual ocurrió a las 8:30 de la noche. 

“A ella la metieron en una llave de agua cayéndole agua así, la arrodillaron y había una llave y le metieron la cabeza debajo de la llave y le abrieron a todo y la tenían así, dándole golpes en el cuerpo… y toda esa agua le iba sacando toda la sangre, toda la sangre (…) mi hijo les decía: ‘ya no me peguen, por favor’”, relató. 

“Entonces, ella (la agente municipal que la torturó) le empezó a dar como con una cadena, le empezó a pegar. A todos nos estaban pegando, pero a ella le dio y la desmayó; mi esposa volteó los ojos y se puso morada y empezó a convulsionar y quedó tendida en el suelo. Y ahí volvieron y la rodaron y la volvieron a meter en agua… el niño veía y yo también y no pude hacer nada. Nos tenían esposados y dándonos golpetones. Nos dieron golpes por todo el cuerpo con esas bolitas, nos dieron patadas por las bolas, por aquí me dieron patadas (en el área de los testículos), en el estómago, en la espalda me daban como con una bolita de hierro”, narró entre lágrimas el padre de familia al recordar que no pudo defender a su esposa y a su hijo. (Con información de Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD