Estado

Irregularidades en finanzas, una constante

Incluye entre sus ingresos cobros de cuotas que no ha realizado

Sergio Alvídrez/ El Diario

Sandra Rodríguez/ El Diario de Juárez

miércoles, 06 enero 2021 | 10:38

Ciudad Juárez– Pensiones Civiles del Estado ha sido sujeta a advertencias por inconsistencias en el registro de los recursos que deben entregarle otras dependencias.

Desde diciembre de 2019, la Auditoría Superior del Estado encontró una diferencia de más de 350 millones de pesos entre los ingresos registrados en 2018 y los realmente recabados debido a que la dependencia incluyó lo que esperaba cobrar.

En mayo de 2020, un despacho privado advirtió que la entidad requería una estimación para cuentas de “cobro dudoso” derivadas de años anteriores.

De acuerdo con Héctor Acosta Félix, auditor del Estado, la inconsistencia detectada en el ejercicio de 2018 puede considerarse como “contable”, pero evidencia la forma en la que anualmente se fueron contando entradas de dinero que en realidad no se recibieron.

“Identifico que de ahí se derivan o evidencian los recursos que se dejan año con año de recaudar de manera real, que aunque están en la contabilidad de Pensiones Civiles, no se recaudaron, pero se registraron como ingreso”, dijo Acosta Félix en entrevista.

“La trascendencia es que implica evidenciar cómo año con año, Pensiones ha ido acumulando una cifra que llega a una cantidad enorme respecto de las cuotas de Seguridad Social y los ingresos que los entes deben aportar”, agregó el funcionario.

Ciudad Juárez– Adicionalmente, mencionó, en diciembre pasado enviaron a PCE una solicitud de información sobre los procedimientos que haya iniciado para garantizar el cobro de los adeudos presentados por instituciones como el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), entre otros.

Las finanzas de PCE han sido cuestionadas públicamente por la Sección 42 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que en noviembre pasado pidió a diversas instancias de gobierno información y control sobre la falta de pagos de otras dependencias con derechohabiencia.

“La circunstancia sanitaria ha agravado la compleja situación por la que atraviesa nuestro instituto de seguridad social y ha puesto como tema urgente en la agenda gremial, política y económica su atención inmediata”, indicó el sindicato entonces.

“La cantidad de recursos (…) que adeudan a Pensiones Civiles del Estado la han colocado en una situación sumamente crítica”, agregó el texto.

‘Registros indebidos’

Lo detectado por la ASE fue documentado en la Auditoría de Cumplimiento Financiero 2018, que en dos observaciones señala cómo se generaron las diferencias entre lo cobrado y lo que PCE reportó haber obtenido.

“Se verificó que cada quincena durante el ejercicio 2018, Pensiones Civiles emitió avisos de cobro a cada dependencia afiliada a Pensiones Civiles del Estado, en los cuales se da aviso de los conceptos generados por retenciones y aportaciones de servicio médico, pensión dinámica (jubilados y pensionados), pensión por viudez u orfandad y diferencial de servicio médico”, indicó la primera observación.

“Cada uno de estos avisos u oficios de cobro se registran contablemente en las cuentas respectivas de ingresos; sin embargo, se confirmó a través del Departamento de Ingresos, área responsable de realizar estos registros, que el ingreso real que se recaudó durante el ejercicio fiscal 2018 por los conceptos que integran la cuenta de cuotas y aportaciones de seguridad social, fue menor al registrado contablemente, por lo que refleja una diferencia por recaudar de $215,705,036.07”, agregó el texto.

Una situación similar se detectó en la cuenta de Pensiones y Jubilados, en la que se “registró indebidamente la cantidad de $140,772,079.19 (…), importe que no debió registrarse, toda vez que en ese período no se recibió el ingreso recaudado por los conceptos de aportaciones al Fondo Propio”.

En mayo pasado, un dictamen realizado de manera independiente por un despacho privado –y disponible en la página de transparencia de PCE- señaló también que tenía una opinión desfavorable de los estados financieros de 2019 debido, entre otros motivos, a los registros de cuentas por cobrar.

“Los adeudos con instituciones afiliadas al 30 de septiembre del 2019 se presentaban en la cuenta contable ‘ingresos por recuperar a corto plazo’, correspondiente al rubro ‘derechos a recibir efectivo o equivalentes’, sin embargo, a partir del mes de octubre de 2019 (…) el monto correspondiente a los derechos jurídicos de cobro que aun no han sido cubiertos se registran en cuentas de orden y no como una cuenta por cobrar en la información financiera y contable”, indicó el reporte.

“Esta situación genera que, para conciliar los saldos reales de los adeudos que las instituciones mantienen con Pensiones Civiles se tomen como ciertos los saldos que maneja el Departamento de Ingresos y no los que provienen de la cuenta contable ‘Ingresos por Recuperar a Corto Plazo’, por lo que las confirmaciones de saldo realizadas por nuestra parte tuvieron respuestas negativas; es decir, las entidades confirmaron que los saldos no coinciden con las cuentas por pagar de ellos”, agregó la revisión, elaborada por la firma global Crowe.

PCE no respondió ayer una solicitud de información con respecto a lo reportado en los documentos y por el titular de la ASE.