PUBLICIDAD

Estado
Sobreviviente narra agresión

Jamás los voy a olvidar: policía frente a sicarios

Los observé disparar contra mi compañero y contra mí, dice estatal al identificar a tres supuestos responsables; en el ataque murió un agente

Luz del Carmen Sosa/ El Diario de Juárez

martes, 08 agosto 2023 | 08:00

Ciudad Juárez.– Vestidos con sus uniformes grises, a veces bostezando y otras mirando sus manos, Martín M. R., de 18 años; Rubén Domingo O. S., de 22 y Adán S. H. de 18 años, fueron formalmente acusados como coautores de los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa en perjuicio de dos suboficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), en hechos ocurridos el pasado 30 de julio.

Ninguno de ellos fue relacionado con algún grupo delictivo por parte de la Agencia del Ministerio Público.

“Jamás los voy a olvidar… los observé disparar contra mi compañero y contra mí”, fue el señalamiento directo realizado ante el Ministerio Público por el sobreviviente del ataque, suboficial Gerardo Alberto T. C. contra los tres hombres a los que identificó por medio de fotografías y cuyos rostros dijo que va a “recordar para siempre”.

La audiencia inicial fue celebrada ayer a partir de las 11:26 horas en la Sala 20, a la que asistieron las familias de los inculpados. Por falta de espacio, fue necesario habilitar una sala para la escucha de esta audiencia, que el juez Lorenzo Villar Chavarría autorizó fuera pública.

Gerardo Alberto narró que el domingo 30 él y su compañero fueron asignados a escoltar un camión procedente de la ciudad de Chihuahua a Ciudad Juárez, en el que viajaban cadetes del Instituto de Formación que se prepararán como agentes del Ministerio Público.

Él iba condiciendo la unidad oficial, marcada con el número económico PE 358 y matrículas EG4491A. Como copiloto iba el suboficial Sergio Martínez González, de 59 años. Apenas entraban a la ciudad cuando el radio Matra sonó y los alertó del ataque inicial contra elementos de la SSPE frente al Hospital General.

A las 10 de la noche llegaron a su destino y mientras los cadetes descendían del autobús, Gerardo Alberto observó que pasaban y pasaban frente al instituto una camioneta pickup y un auto Mazda.

“Nos retiramos y al llegar al cruce del bulevar Óscar Flores escuchamos las primeras detonaciones. Vi una camioneta tipo pickup color claro y un Jeep Cherokee, vi otros vehículos pero no recuerdo qué era y nos estrellamos”, leyó la agente del Ministerio Público (MP) Verónica López al formular la acusación contra los tres detenidos.

El suboficial dijo que él traía su arma corta en la mano, pues desde que llegaron a la ciudad supieron del ataque contra sus compañeros y él se preparó para reaccionar. Pidió auxilio por la radio y empezó a repeler el ataque.

Tras el choque contra el camellón central, trató de brincar al asiento trasero de la unidad y sentía que estaba herido. “Le hablaba a Sergio pero no contestaba y le levanté la cara”. Ya no hubo respuesta.

Aún lesionado el suboficial dijo haber visto a varios de sus agresores, ya que eran como siete personas.

A uno de ellos lo describió como moreno claro, que vestía una playera negra y tenía poca barba, otro era delgado, moreno, de pelo abultado como despeinado y de boca grande. A un tercer agresor lo describió como delgado, de bigote, y de entre 16 y 20 años.

“Jamás los olvidaré por lo que hicieron”, aseveró el sobreviviente, quien identificó a los acusados en una serie fotográfica que le presentaron el pasado sábado 5 de agosto.

El testimonio de la víctima forma parte de los más de 15 datos de prueba contenidos en la causa penal 4223/2023 a la que dio lectura la agente del MP al formular la acusación contra los tres detenidos.

En el caso de Martín M. R., la representación social dio a conocer que éste enfrentaba otra causa penal por el delito de homicidio doloso y fue ratificado su nombre, ya que tenía un alias. Esta persona está representada por el abogado particular Salvador Martínez, mientras que a Rubén y Adán les fue asignado la abogada de oficio Alejandra Torres.

También fueron mencionados como datos de prueba el acta de procesamiento de la escena del crimen, donde el perito y el agente investigador encontraron dentro de la patrulla el cuerpo sin vida del suboficial Sergio Martínez González, quien era originario de Guadalupe, Zacatecas, mientras que el lesionado fue trasladado al Centro Médico de Especialidades (CME), donde permaneció hospitalizado a causa de las lesiones sufridas.

En la escena aseguraron como indicios 54 elementos balísticos de armas .223, 9 milímetros y 28 de arma larga, así como otros dos casquillos sin precisar calibre y en el cuadrante dos fueron asegurados siete casquillos de arma larga, uno 9 mm y otro cartucho percutido.

También resguardaron como evidencia dos armas largas de los agentes agredidos, sin mencionarse las dos armas cortas de cargo oficiales de los agredidos.

Según la necropsia practicada a la víctima, que portaba su chaleco antibalas, la causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico severo y laceración encefálica consecutiva heridas por proyectil de arma de fuego. El agente caído en cumplimiento de su deber también presentó lesiones de bala en ambas piernas y el pie derecho.

La representante social dio a conocer el certificado de lesiones del sobreviviente, quien presentó herida de bala en la región escapular, en el glúteo derecho, en la pierna izquierda y varias más en la mano derecha.

Otro dato de prueba presentado fue el aseguramiento de dos vehículos en la calle Santos Dumont, donde fue estaba abandonada una unidad Ford F-150 sin matrículas donde fue localizado un fusil y dos cargadores cargados, calibre 7.62x39mm donde también incautaron 13 casquillos .223 y siete .222. Dentro de la camioneta Jeep Cherokee aseguraron tres fusiles con cargadores y cartuchos calibre 7.62x39mm.

La MP dijo que el sobreviviente reconoció a sus probables agresores “sin temor a equivocarse de que fueron ellos los que accionaron las armas” en contra suya y de su compañero, en lo que calificó de hecho cobarde y violento, por lo que solicitó al juez Villar Chavarría que los tres hombres fueran vinculados a proceso por los delitos contenidos los artículos 123, 124, 127, 136 fracción VIII y 19 y 75 del Código Penal del Estado.

Los tres son señalados en calidad de coautores del delito instantáneo.

La defensa de los acusados no presentó argumentos y los detenidos se apegaron al derecho de guardar silencio.

Martín M. R., Rubén Domingo y Adán S. solicitaron la duplicidad del término legal de 144 horas para que el juez de control resolviera su situación jurídica, por lo que la continuación de la audiencia inicial fue programada para el próximo viernes 11 de agosto.

Los detenidos permanecerán en prisión preventiva oficiosa ante la gravedad de los cargos que enfrentan a solicitud de la defensa, resolvió el juez.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD