Estado

Juárez: candados, origen del mercado Cerrajeros

Locatarios ponen fin a polémica por nombre del tianguis; ahora los productos que ofrecen son muy variados

Luis Carlos Cano C./
El Diario

lunes, 04 noviembre 2019 | 21:38

Con locales en los que arreglaban candados o cerrojos de las puertas y hacían llaves, además de otros donde reparaban muebles usados y hasta algunos donde les ponían la media suela y la tapita a los zapatos, inició el mercado de los Cerrajeros a principios de la década de 1960 en la colonia Chaveña.

Asimismo, a pesar de que las versiones en cuanto al nombre de este mercado señalan que es Herrajeros, los comerciantes coinciden en que el correcto es Cerrajeros, como está inscrito en las letras hechas con metal sobre uno de los edificios donde empezaron los trabajos de los locatarios, situado en la esquina de las calles Federico Allende y Ulises Irigoyen.

Se llama Cerrajeros, dice don Manuel Moreno, locatario de este mercado, porque en sus inicios los comerciantes se dedicaban a arreglar cerrojos de las puertas y candados, ahora ya no es igual, hay algunos que lo hacen, que arreglan también distintos aparatos, pero ya no se vende lo mismo que cuando empezó.

Los comerciantes dicen que con el paso de los años la actividad que le dio vida al mercado ya no se desempeña como antes, pues la venta de productos se ha diversificado y además de la venta de artículos usados, ahora también se ofrecen productos nuevos que se importan de Estados Unidos.

‘En los Cerrajeros se encuentra todo tipo de productos’

En los Cerrajeros se pueden encontrar herramientas de mecánica, de plomería, cortadoras de zacate, lavadoras, secadoras, televisiones, radios, tocadiscos, maletas, calentadores de agua, aires acondicionados, bicicletas, artículos de higiene personal y el hogar, juguetes y ropa, entre otros productos, muchos de ellos nuevos.

Don Manuel, de 75 años de edad, comenta que desde los 17 años trabaja en este mercado que inició actividades en la calle Francisco Villa, cerca de la estación del ferrocarril, y luego se trasladaron a la colonia Chaveña, en donde ya los comerciantes quedaron afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y a la Confederación Revolucionaria de Trabajadores (CRT).

Al comenzar labores en esta colonia eran alrededor de 100 locatarios, pero ahora se estima que son más de 300, aunque hay algunos de ellos que dicen que no pasan de 200 y el mercado sigue creciendo, a pesar de que hay otros en distintos puntos de la ciudad.

“En los Cerrajeros se encuentra todo tipo de productos, especialmente las herramientas y lo que dio origen a su nombre, candados, llaves y accesorios de seguridad, que ya no los arreglan como se hacía antes, ahora todo esto es nuevo”, dice Ramón Hernández, otro de los locatarios.

“Además”, indica, “también se venden productos usados como las lavadoras, aires acondicionados, boiler, tanques para gas y muchos más que por lo regular compramos en Estados Unidos, porque así conseguimos mejores artículos y a mejor precio para no dar tan caro”.

Ramón comenta que desde los 10 años de edad se dedica a las ventas, pues ya entonces venía para ayudar a su padre, y ahora, 32 años después, sus hijos le ayudan a él, ya que este local que tiene en los Cerrajeros es un negocio familiar.

Señala que además de dar empleo a miembros de la familia, los comerciantes también le dan trabajo a otras gentes, lo que apoya a más familias juarenses, pero también ayudan a la comunidad al ofrecerle artículos nuevos o usados, de acuerdo a las necesidades de cada consumidor.

En eso coincide “Don Vale”, como conocen a otro de los locatarios que ya tiene más de medio siglo en este mercado y el que asegura, se llama Cerrajeros, por el trabajo de arreglar cerrojos, puertas, candados y todos los implementos relacionados con ello cuando empezaron a trabajar ahí.

El comenta que los primeros locales estaban por la calle Libertad en un mercado que también era de productos comestibles, entre ellos las frutas y verduras, en donde arreglaban precisamente candados, cerraduras de puertas y hacían llaves.

De ahí se pasaron a los locales que ahora ocupan en este mismo sector de la ciudad, en donde los Cerrajeros siguen siendo una opción para conseguir cualquier artículo que la gente necesite, asegura “Don Vale”. (Luis Carlos Cano C. / El Diario)