Estado

La huella de la vida o la muerte

Con la base de datos el INE ha contribuido con las autoridades para la identificación de 31 mil personas en el país

Salud Ochoa/El Diario

lunes, 14 octubre 2019 | 07:40

Chihuahua.- El pasado 10 de septiembre, en el Ejido Rancho de En medio ubicado al sur de la ciudad de Chihuahua, se localizó un cuerpo femenino aparentemente esqueletizado, mismo que posteriormente se supo, correspondía a la joven Ermelinda Jiménez Pérez, quien se encontraba desaparecida desde el 21 de agosto. 

En el lugar se encontró un bolso con pertenencias diversas, entre ellas una credencial de elector con cuya huella fue posible identificar a la víctima. El caso se suma a las 952 personas que –tan solo en Chihuahua- han sido identificadas gracias a las huellas dactilares que se encuentran en la base de datos del Instituto Nacional Electoral –INEDe acuerdo con información de la Dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, del total arriba mencionado, 910 cuerpos ya fueron entregados a las familias mientras que los 42 restantes permanecen en el Servicio Médico Forense –Semefo- y algunos han sido inhumados. “Fueron 952 registros y 910 ya habían sido entregados a las familias. 

Se reúnen los ministerios públicos del área de personas ausentes, homicidios, la comisión de búsqueda y periciales para cotejar lo que hay en Semefo y enviar las huellas a la base nacional. 

De los cuerpos que quedan pendientes para identificar algunos pertenecen a la zona occidente, norte y centro, otros estaban inhumados porque eran de años anteriores y otros más provenían de diferentes estados”, indica la vocera Joselyn Guzmán. 

Según el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, la base de datos de la institución ha contribuido con las autoridades para la identificación de 31 mil personas en el país, 19 mil de ellas desaparecidas y otras 12 mil eran cadáveres. 

“Este es un mecanismo que está ayudando, no somos responsables de la autenticación de personas desaparecidas ni tampoco de cadáveres, pero, siendo la base de datos biométricos más grande y segura, también está contribuyendo a partir de la autenticación de huellas dactilares la posibilidad de identificar cadáveres y personas desaparecidas”, comentó el funcionario recientemente. 

Desde que surgieron por primera vez en la década de 1980, los Sistemas Automatizados de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS) utilizados para la identificación criminal se han convertido en un elemento central del trabajo de la policía. A nivel local, según información de la Dirección de Servicios Periciales, el sistema AFIS tiene un registro vigente de 47 mil 222 huellas dactilares de personas que han sido detenidas o perdido la vida.

La evolución de esta herramienta ha sido altamente efectiva ya que es capaz de analizar grandes bases de datos y de proporcionar posibles coincidencias de huellas dactilares en cuestión de minutos. Lorenzo Córdova explicó en su momento que, a solicitud de algunas autoridades federales o locales, se han cotejado huellas dactilares con la base de datos con que cuenta el INE de más de 90 millones de registros y en donde hay resultados positivos. 

De esos cotejos han coincidido alrededor de 30 mil solicitudes de información, (de) huellas, con 12 mil que presuntamente eran de cadáveres y otras 19 mil que eran de personas desaparecidas. 

Sin embargo, de acuerdo con el funcionario, eso es sólo el inicio del proceso de identificación de las personas ya que, el INE no identifica cadáveres ni personas desaparecidas, simplemente utiliza su base de datos para que las autoridades puedan tener una premisa de quién es esa persona. Córdova explicó que esta colaboración con autoridades judiciales o fiscalías se lleva a cabo a solicitud de las mismas. 

“Si a nosotros nos manda la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, algún tribunal superior de justicia u otras autoridades federales o locales del país, la solicitud de compulsar una huella dactilar con la base de datos del padrón electoral, nosotros le decimos, sí o no la tenemos”. 

El consejero presidente del INE señaló que, al ser la base de registros más grande del país, el padrón se utiliza sin entregar información personal. 

sochoa@diarioch.com.mx